BRUBAKER (1979)

    9
    Titulo original: Brubaker
    Año: 1979
    País: EE.UU.
    Duración: 132 min.
    Dirección: Stuart Rosenberg
    Guión: W. D. Richter, Arthur A. Ross, basado en una novela de Joe Hyams y Thomas O. Murton.
    Música: Lalo Schifrin. Temas musicales: "All for the Love of Sunshine", interpretado por Hank Williams Jr.; "Respect", interpretado por Morgan Freeman; y "Galveston".

    Intérpretes

    Robert Redford, Yaphet Kotto, Jane Alexander, Murray Hamilton, David Keith, Morgan Freeman, Matt Clark, Tim McIntire, Richard Ward, Jon Van Ness, M. Emmet Walsh, Albert Salmi, Linda Haynes, Everett McGill, Val Avery, Ron Frazier, David Harris, Joe Spinell, James Keane, Konrad Sheehan, Roy Poole, Nathan George, Don Blakely, Lee Richardson, John McMartin, Alex A. Brown, John Chappell, Brent N. Jennings, Harry Groener, William M. Newman, Noble Willingham, Wilford Brimley, Jane Cecil, Ebbe Roe Smith, Young Hwa Han, Vic Polizos, Jack O`Leary, James Dukas, J.C. Quinn, Jerry Mayer, Ivy Featherstone, Kent Broadhurst, Hazen Gifford, Elane Rower Richardson, John R. Glover, Bill McNulty, Linda Milligan, Rob Garrison, James E. Fraunfelter Jr., Ritch Brinkley, David E. Williams, E.J. Pearcy, J.K. Mahle, Vivian P. Bass, Greg Martin, Philip E. Combs, Richard L. Denny, Michael Holiday, Nick Baldasare, Monty Jordan y Hank Salas.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Guión

    Sinopsis

    Entre un grupo de nuevos reclusos, llega a la cárcel de Wakefield, en el estado de Columbia, Henry Brubaker (Robert Redford), que es sometido a todo tipo de vejaciones por parte de los guardianes de la cárcel, quien puede comprobar con sus propios ojos la violencia y corrupción que impera en el centro penitenciario, cuya mala fama no parece ser ningún invento. La comida se sirve en malas condiciones, se producen torturas a cargo de sádicos carceleros y los funcionarios se rigen de acuerdo a normas marcadas por la corrupción. Tras presenciar varios episodios de conductas agresivas con los internos y tener que mediar en un tenso enfrentamiento con un trastornado preso, Brubaker da a conocer a los agentes y al administrador de la prisión que él no es un criminal, si no el nuevo alcaide que, de incógnito, y después de ser nombrado por el gobernador, se ha infiltrado secretamente en la prisión para conocer su funcionamiento. Con su identidad aclarada, Brubaker se instala en su despacho y se pone a trabajar en las normas y procedimientos de la cárcel, pese a la oposición incluso de algunos convictos con poder. Con ayuda del jefe de los reclusos y de un compasivo aliado, el nuevo alcaide logra hacer ciertas mejoras, pese a que poderosos intereses comerciales intentarán echarlas abajo porque amenazan todo un sistema de oscuras e intrincadas tramas financieras: Sus nuevas ideas pronto chocan con la corrupción de los guardias y sobre todo con los privilegios despóticos de los presos de confianza, que boicotearán cada nueva iniciativa de Brubaker.

    Comentario

    Espléndido drama carcelario de Stuart Rosemberg, el director de “Con el agua al cuello” y de "La leyenda del indomable" (aunque en principio el realizador del filme iba a ser Bob Rafelson) que, basado en hechos reales, cuenta la historia de un futuro alcaide de una prisión, que antes de tomar posesión del cargo decide hacerse pasar por preso para ver las condiciones de vida de los reos; y como es de esperar se encuentra una situación terrible. A destacar una eficaz puesta en escena de Rosenberg y una más que convincente interpretación de Robert Redford. El problema en este caso es el exceso de sentimentalismo que al final domina el tono de la película. En todo caso, merece la pena.