BRIGADA CRIMINAL (1950)

    Titulo original: Brigada criminal
    Año: 1950
    País: España
    Duración: 86 min.
    Dirección: Ignacio F. Iquino
    Guión: Juan Llado, Manuel Bengoa a partir de un argumento de José Santugini
    Música: Augusto Algueró

    Intérpretes

    José Suárez, Alfonso Estela, Manuel Gas, Soledad Lence, Pedro de Córdoba, Antonio Amaya, Bernabé Barta Barri, Tomy Castels, Isabel de Castro, Pedro Córdoba de Córdoba, Matías Ferret, Maruchi Fresno, Mercedes Mozart, Carlos Otero, José Manuel Pinillos, Carlos Ronda, José Soler y Fernando Vallejo.

    Sinopsis

    Fernando Olmos (José Suárez), joven huérfano sale de la Escuela Superior de Policía, de Madrid, con el título de agente, bajo la protección del veterano inspector Basilio Lérida (Manuel Gas). Está impaciente por comunicar a un tío suyo y cajero del Banco La Nueva. Y mientras lo hace, penetran en el establecimiento unos atracadores y roban la caja. De este modo, el novato agente se ve envuelto en un importante suceso, recién nombrado policía. Fernando pide a sus superiores que le dejen hacerse cargo del suceso, pero sus jefes se muestran inflexibles. Fernando no es más que un novato y se le encomienda un robo que ha cometido un lavacoches en un garaje. Un incidente en el garaje le pone en contacto con Oscar, individuo frío y sin escrúpulos, que pasa por ser un solvente hombre de negocios, pero que, en realidad, es el jefe de la banda de atracadores que ha cometido el robo en el Banco. Después de una hábil coartada y tras dura lucha, la Policía logra exterminar a la poderosa banda criminal, y Fernando, al tiempo puede también concluir triunfalmente su servicio capturando al lavacoches.

    Comentario

    Una de las películas mejores y más famosas de Ignacio F. Iquino, el director y productor que comenzó en el cine religioso de los 40 y tras pasar por todos los géneros (policíaco, dramas, comedias, westerns) acabó haciendo cine de destape a finales de los 70. Un policiaco que se inscribe dentro de la corriente que tuvo este género en la Barcelona de los 50: Un policía novato, tras detener a un ladrón, logra introducirse en el interior de una peligrosa banda de estafadores como uno más, para desde dentro, conocer sus planes y procurar evitarlos con la ayuda de sus compañeros policías. La película se abre con una loa a la policía española, “la mejor del mundo”, peaje necesario para que la censura la autorizase.