BOMBÓN, EL PERRO (2004)

    11
    Titulo original: Bombón, el perro
    Año: 2004
    País: Argentina - España
    Duración: 100 min.
    Dirección: Carlos Sorín
    Guión: Carlos Sorín, Salvador Reselli y Santiago Calori
    Música: Nicolás Sorín

    Intérpretes

    Juan Villegas, Walter Donado, Rosa Valsecchi, Mariela Díaz, Sabino Morales, Claudina Fazzini, Kita Ca, Carlos Rossi, Leda Cacho, Micol Estévez, Diego Rozas Denis, Andrea Suárez, Adrián Giampani, Carlos Aguirre, Pascual Condito, Rolo Andrada, Ricardo Rosales, Liliana Toro, Rafael Sahade, Lalo Salcedo, Susana Pérez, Carlos Heredia, Enrique J. Zuccarino, Rolando Zadra, Guillermo Montero, Gustavo Arditti, Ricardo Mengatto, Franco Loureiro, Victor Salvatierra, Juan C. Batallan, Gustavo Birene, Lautaro Díaz, Mario Lescano, Mauro Barboza, Nerea Muriano, Ricardo Ramón Vara, Leopoldo López, Jorge Soto, Alfredo A. Mallea, Fabián Abad, Ricardo F. Siarez, Ricardo Bellbarba, Carmelo Barone, Martín Suárez, Angela Azzi, Lalo Martin, Ricardo Pereda, Edgardo Rigel, Rodrigo Leyra, Francisco Cabrera, Carlos De Paula, Luciano Canini, Hugo Rivero, Gerardopie Trapertosa, José Aranda y Paco Ramirez.

    Premios

    Premio FIPRESCI en el Festival de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Juan Villegas, ha trabajado en la estación de servicio de una solitaria ruta patagónica durante los últimos veinte años de su vida. La estación ha sido vendida y Juan con otros empleados es despedido. Mientras busca otro empleo, intenta sobrevivir de una vieja afición: hace cuchillos con magos artesanales. Pero no le va bien. La casualidad lo lleva a reparar un viejo vehículo en una estancia. La dueña, una señora mayor, necesita vender el auto de su difunto marido. Cuando Juan termina el trabajo, ella le ofrece pagarle con un perro, pero no uno cualquiera, sino un estupendo ejemplar de dogo. Juan no quiere aceptarlo, pero ante la insistencia lo acepta. A partir de ese momento su vida empieza a cambiar.

    Comentario

    Brillante película del argentino Carlos Sorín, que forma trilogía con la anterior, “Historias mínimas”, y con la siguiente, “El camino de san Diego”. Protagonizada por actores no profesionales, es una comedia entrañable sobre la relación de dependencia entre un hombre que se ha quedado en paro y un perro, un dogo argentino de gran pedigrí, que recibe como pago de un trabajo ocasional: Cuando el hombre estaba solo nadie le hacía caso y todo le iba cada vez peor, pero con el animal, parece que su destino se arregla. Además, entra en contacto con un adiestrador canino y el animal gana un concurso de perros. El hombre al que nadie le tomaba en serio comienza a ser alguien desde que se convierte en el dueño del perro. Una muestra del mejor cine argentino.