BOMBARDEROS (1943)

    Titulo original: Bombardier
    Año: 1943
    País: EE.UU.
    Duración: 96 min.
    Dirección: Richard Wallace
    Guión: John Twist, basado en un argumento de Martin Rackin y John Twist.
    Música: Roy Webb. Tema musical: “Song of the U.S. Bombardiers”.

    Intérpretes

    Pat O`Brien, Randolph Scott, Anne Shirley, Eddie Albert, Walter Reed, Robert Ryan, Barton Maclane, Leonard Strong, Richard Martin, Russell Wade, James Newill, John Miljan, Charles Russell, Stanley Andrews, Joan Barclay, Hugh Beaumont, Abner Biberman, Charles D. Brown, John Calvert, James Craven, Eddie Dew, Bruce Edwards, Eugene L. Eubank, Murray Alper, Martin Faust, Walter Fenner, Paul Fix, Charles Flynn, George Ford, Erford Gage, Bud Geary, Kirby Grant, Eddie Hall, Neil Hamilton, Herbert Heyes, Russell Hoyt, Lloyd Ingraham, John James, Joe King, Mike Lally, Harold Landon, Warren Mace, Wayne McCoy, Robert Middlemass, Bert Moorhouse, Paul Parry, Edward Peil Sr., Joey Ray, Cyril Ring, John Sheehan, Lee Shumway, Margie Stewart, Larry Wheat, Dick Winslow y Allen Wood.

    Premios

    Nominada al Oscar a los Mejores Efectos Especiales.

    Sinopsis

    Nos encontramos en vísperas de la Segunda Mundial. Los Estados Unidos ensayan una nueva técnica de bombardeo aéreo. Hasta la fecha los aviones acudían al tradicional método, para atacar al adversario, del ataque en picado, que siempre ofrecía sus riesgos. Se impone utilizar un nuevo sistema, el de visor de bombardeo, ingenio que permite colocar la bomba sobre el blanco desde considerables alturas. Son dos puntos de vista, al parecer irreconciliables: los pilotos frente a los bombarderos.

    Comentario

    Una producción bélica realizada durante la Segunda Guerra Mundial, que e incluye un mensaje propagandístico destinado a popularizar el heroísmo de los pilotos y la eficacia de los nuevos bombarderos como potente arma de guerra. Dirige Richard Wallace (“Sangre gitana”, “¡Qué noche aquella!”, “Simbad el marino”), un excelente artesano del Hollywood de los años 20, 30 y 40, que tocó muchos géneros dando a sus películas una solvencia impecable.