BIENVENIDOS AL FIN DEL MUNDO (2013)

    Titulo original: Edgar Wright
    Año: 2013
    País: Gran Bretaña
    Duración: 109 min
    Dirección: Edgar Wright
    Guión: Edgar Wright y Simon Pegg
    Música: Steven Price Temas musicales: “Summer's Magic”, interpretado por Mark Summers; “The Only Rhyme That Bites”, interpretado por MC Tunes vs. 808 State; “Loaded”, interpretado por Primal Scream; “There's No Other Way”, interpretado por Blur; “I`m Free”, interpretado por The Soup Dragons; “Step On”, interpretado por Happy Mondays; “So Young”, interpretado por Suede; “Old Red Eyes Is Back”, interpretado por The Beautiful South; “Come Home”, interpretado por James; “The Only One I Know”, interpretado por The Charlatans; “Do You Remember the First Time?”, interpretado por Pulp; “What You Do to Me”, interpretado por Teenage Fanclub; “Fools Gold”, interpretado por The Stone Roses; “Get a Life”, interpretado por Soul II Soul; “This Is How It Feels”, interpretado por Inspiral Carpets; “Alabama Song (Whisky Bar)”, interpretado por The Doors; “Wear Your Love Like Heaven”, interpretado por Definition of Sound; “Set Adrift on Memory Bliss”, interprerado por P.M. Dawn; “Step Back in Time”, interpretado por Kylie Minogue; “Join Our Club”, interpretado por Saint Etienne; “Here`s Where the Story Ends”, interpretado por The Sundays; “20 Seconds to Comply”, interpretado por Silver Bullet; “This Corrosion”, interpretado por The Sisters of Mercy; y “Happy Hour”, interpretado por The Housemartins.

    Intérpretes

    Simon Pegg, Nick Frost, Martin Freeman, Thomas Law, Zachary Bailess, Jasper Levine, James Tarpey, Luke Bromley, Sophie Evans, Samantha White, Rose Reynolds, Richard Hadfield, Flora Slorach, Francesca Reidie, Charlotte Reidie, Pierce Brosnan, David Bradley, Michael Smiley, Alex Austin, Jonathan Aris, Paddy Considine, Jenny Bede, Angie Wallis, Eddie Marsan, Paul Bentall, Richard Graham, Alice Lowe, Rafe Spall, Leo Thompson, Steve Oram, Julia Deakin, Greg Townley, Sebastian Zaniesienko, Luke Scott, Tyler Dobbs, Samuel Mak, Teddy Kempner, Mark Kempner, Rosamund Pike, Nick Holder, Darren Boyd, Paul Kennington, Michael Sarne, Reece Shearsmith, Nicholas Burns, Mark Heap, Kelly Franklin, Stacy Franklin, James Granstrom, Gabe Cronnelly, Patricia Franklin, Mark Donovan, Ricky Champ, Ken Bones, Lee Paul Atkinson, Feyi Babalola, Stewart Brown, Gabriel Constantin, Chris Cowlin, John Duggan, Amanda Edwards, Michael Haydon, Shane Nolan, Adam Prickett y Scott Stevenson.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial Fantàstic Galas del Festival de Cine Fantastico de Sitges

    Sinopsis

    El 22 de junio de 1990. En las afueras de la pequeña ciudad de Newton Haven, Inglaterra, cinco adolescentes deciden celebrar su graduación en el instituto con un recorrido épico de pub en pub. Sin embargo no consiguen llegar al último pub de la lista, “The World’s End”. 25 años después, Gary King (Simon Pegg), un hombre desempleado y hedonista que decide reunir a sus amigos de la infancia para regresar a su pueblo natal, Newton Haven, e intentar hacer aquel recorrido que dejaron inconcluso veinte años atrás. La hazaña es conocida como «la milla dorada», y consiste en beber cerveza en doce pubs diferentes en una sola noche: “The First Post”, “The Old Familiar”, “The Famous Cock”, “The Cross Hands”, “The Good Companions”, “The Trusty Servant”, “The Two Headed Dog”, “The Mermaid”, “The Beehive”, “The King’s Head”, “The Hole in the Wall” y “The World’s End”. Aunque se muestran dubitativos al comienzo, Gary logra convencer a tres de sus amigos, Peter Page (Eddie Marsan), Oliver Chamberlain (Martin Freeman) y Steven Prince (Paddy Considine), de hacer el recorrido. El último en ser convencido es Andy Knightley (Nick Frost), quien acepta acompañar a Gary luego que éste le confiesa que su madre falleció hace algunos días. Aunque sus amigos tienen vidas y responsabilidades de adultos, Gary ha cambiado poco desde 1990, por lo que conserva su personalidad impulsiva y poco fiable. Mientras están en el segundo pub, el grupo se encuentra con la hermana de Oliver, Sam (Rosamund Pike), quien veinte años atrás había tenido una aventura con Gary. Steven ha querido secretamente a Sam durante años, razón por la cual ve a Gary como un rival. Tras despedirse de ella, el grupo continúa con su recorrido, hasta que en el cuarto pub Gary tiene un enfrentamiento con un adolescente en el baño. Durante la pelea Gary golpea accidentalmente la cabeza del joven, descubriendo que es en realidad un robot. Tras esto, los amigos de Gary entran al baño para encararlo por haber recibido una llamada de su madre que supuestamente estaba muerta, pero son interrumpidos por otros adolescentes robots que comienzan a pelear contra ellos. Tras un largo enfrentamiento, los amigos logran vencer a los robots y regresan a su mesa intentando no llamar la atención. Sin saber con certeza la verdadera escala de lo que está ocurriendo, Gary convence a sus amigos de continuar el recorrido por los pubs para no levantar sospechas de otros robots. En el sexto pub Gary encuentra a su antiguo traficante de drogas, Reverend Green (Michael Smiley), quien le explica que el pueblo fue invadido por robots alienígenas y él es uno de los pocos humanos que queda. Tras esto, Green recibe una llamada de su «líder», quien le informa que ha dicho demasiado y solicita su presencia. En el siguiente pub el grupo vuelve a encontrarse con Sam, quien se une a ellos luego que le explican lo que está sucediendo en el pueblo. Tras enfrentarse a dos robots, Steven le confiesa a Sam lo que ha sentido por ella durante años, y le explica que nunca lo había dicho ya que no encontraba el momento adecuado para hacerlo. En el octavo pub, mientras Gary, Andy y Peter son seducidos por tres robots, Steven se encuentra con Basil (David Bradley), un excéntrico anciano con el que de vez en cuando hablaba cuando vivía en el pueblo. Basil le explica que los robots son réplicas de aquellas personas que no se unían voluntariamente a los aliens, los cuales son creados a través de muestras de ADN. En el siguiente pub, los personajes encuentran a uno de sus antiguos profesores, Guy Shepherd (Pierce Brosnan), quien intenta convencerlos de unirse a los aliens. Sin embargo, ellos se rehúsan, y tras descubrir que Oliver fue reemplazado por un robot se enfrentan a los demás robots que están en el pub. Durante la pelea el grupo se separa y Gary le dice a Sam que huya del pueblo en su automóvil. Gary vuelve a reunirse con Andy, Peter y Steven, y tras asegurarse de que no son robots continúan su camino. Mientras atraviesan un bosque, los personajes son rodeados por un grupo de robots que captura a Peter. Pese a la amenaza, Gary decide continuar su recorrido y completar la milla dorada, por lo que se dirige hacia los pubs restantes. Andy lo persigue, dejando atrás a Steven. En The World’s End, Gary y Andy tienen una discusión por la obsesión que tiene el protagonista con terminar el recorrido. Durante la pelea, Andy descubre que Gary estuvo internado en una clínica de rehabilitación y que intentó suicidarse. Gary le explica que nunca ha sido tan feliz como aquella noche que vivió junto a sus amigos hace veinte años. Andy le ruega que no siga con su obsesión, pero Gary no le hace caso e intenta llenar un vaso con cerveza. Sin embargo, el grifo activa una entrada secreta y los transporta a un cuarto subterráneo. Allí son confrontados una entidad denominada «The Network» (Bill Nighy), que les explica que el pueblo de Newton Haven es solo uno de los miles de puntos de acceso que los alienígenas tienen a lo largo del mundo. El objetivo es lograr que los humanos sean civilizados y alcancen un nivel de desarrollo que los haga capaces de interactuar con el resto de la comunidad galáctica. La entidad le ofrece a Gary unirse a ellos para convertirse en robots y tener juventud eterna, pero ellos no aceptan. Gary argumenta que los seres humanos deben ser libres, y no ser controlados como quiere la entidad. Cuando Gary y sus amigos le hacen ver que solo tres de los habitantes del pueblo decidieron unirse voluntariamente al proceso, «The Network» decide abandonar la invasión y desactiva a sus robots. Tras esto la tierra comienza a temblar y los tres amigos huyen del lugar. Al subir a la superficie encuentran a Sam, quien los lleva en su automóvil lejos del pueblo, mientras una explosión destruye todo a su paso. Tiempo después, se muestra que Andy está relatando la historia a un grupo de personas en medio de un Londres posapocalíptico. Andy explica que luego de la explosión se produjo un apagón electrónico y los humanos se vieron forzados a vivir como en los años oscuros. Algunas semanas tras el apagón los robots volvieron a funcionar, aunque fueron discriminados por el resto de las personas. En este nuevo mundo, el matrimonio de Andy volvió a la normalidad, Steven y Sam iniciaron una relación sentimental, y Peter y Oliver (quienes ahora son robots) volvieron a sus antiguas vidas. Gary, por su parte, lidera a las versiones robóticas y jóvenes de sus amigos, con quienes recorre las ruinas de Newton Haven. Al entrar a un pub y ver que el barman y los clientes se comportan de forma hostil con sus acompañantes, Gary desenvaina una espada y lidera a sus amigos robots hacia una pelea.

    Comentario

    Tras haber descrito el apocalipsis zombi desde la barra de un típico pub británico en “Zombies Party” (“Shaun of the Dead”, 2004) o desmembrar el Buddy movie policiaco en “Arma fatal” (“Hot Fuzz”, 2007), Edgar Wright completa su trilogía con Simon Pegg y Nick Frost con “Bienvenidos al Fin del Mundo” (“The World's End”), que vuelve por los fueros de su primera película y cuenta la lucha de un grupo de aficionados a la cerveza y los pubs contra una invasión hostil de alienígenas. Wright vuelve así al territorio que le dio fama consolidando de este modo esa faceta paródica del género británico.