BIENVENIDOS A LA CASA DE MUÑECAS

    9
    Titulo original: Wellcome to the Dollhouse
    Año: 1995
    País: EE.UU.
    Duración: 84 min.
    Dirección: Todd Solondz
    Guión: Todd Solondz
    Música: Jill Wisoff. Temas musicales: “Waltz in A Flat, Opus No. 1”, de Frederic Chopin, interpretado por Eugeniya Berman; “Sweet Candy”, interpretado por Daniel Rey; “The Nutcracker Suite”, de Piotr Ilyich Tschaikovsky; “Evening of Desire”, interpretado por The Undead; “Get it While You Can”, interpretado por The Con Artists; “Carnival of the Animals”; “Welcome to the Dollhouse”, interpretado por Daniel Rey; “Solveig`s Song”, interpretado por The Oslo Philharmonic Orchestra; “Lost in Your Eyes”, interpretado por Debbie Gibson; “Happy Anniversary”, interpretado por Joel Diamond; “Swan Lake”, de Piotr Ilych Tschaikovsky; “The Hummingbird Anthem”, interpretado por Heather Matarazzo & The Hummingbirds; y “Throb”, interpretado por Jill Wisoff & Graham Hawthorne.

    Intérpretes

    Heather Matarazzo, Victoria Davis, Christina Brucato, Christina Vidal, Siri Howard, Brendan Sexton Jr., Telly Pontidis, Herbie Duarte, Scott Coogan, Daria Kalinina, Matthew Faber, Josiah Trager, Ken Leung, Dimitri Iervolino, Rica Martens, Angela Pietropinto, Bill Buell, Eric Mabius, Stacey Moseley, Will Lyman, Elizabeth Martin, Zsanné Pitta, Richard Gould, Beverly Hecht, Teddy Coluca, Tommy Fager, James O`Donoghue y Amanda Posner.

    Premios

    Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance. Seleccionada para la competición en la Semana Internacional de Cine de Valladolid.
    Premio C.I.C.A.E. en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

    Sinopsis

    Dawn Wiener (Heather Matarazzo) es una niña de 11 años, la mediana de tres hermanos de una familia de clase media, que realiza estudios primarios en New Jersey. En ocasiones odiada e insultada, y rara vez comprendida, Se trata de una niña, blanco de las burlas de sus compañeros de clase, sometida de continuo a odiosas comparaciones con sus dos hermanos, los preferidos de sus padres. Además, lleva gafas, es fea, desastrada, enamoradiza, rara y por supuesto, no es popular. Es un cero a la izquierda cuando está fuera y casi invisible en su casa, donde su madre está demasiado ocupada en querer a su hija pequeña, una Paulova en ciernes. En cuanto al mayor, hace vida por su cuenta como miembro de una banda de rock. Dawn, que se enfrenta a un entorno hostil en la familia y el colegio, intenta en vano poner una cara feliz y amistosa mientras se enfrenta al comienzo de una aparentemente larga pubertad. Dawn encuentra que la vida es casi siniestra y en ocasiones llega a ser desagradable. Aunque encuentra momentos de placer entre el dolor y la humillación que le aportan sus frustrados romances (se siente atraída por el guapísimo amigo de su hermano, aunque la verdad es que la única declaración que recibe le llega del friqui de su clase, el chico más pesado de la escuela). Frecuentemente se pregunta si la vida no sería mejor fuera de New Jersey. Y de pronto, la futura Paulova desaparece, y puede que por negligencia deliberada de Dawn.

    Comentario

    Segundo largometraje, como escritor y director de uno de los cineastas independientes norteamericanos más interesantes surgidos en los 90, Todd Solondz (“Fear, anxiety and depresion”, “Cosas que nunca se olvidan”, “Happiness”, “Palíndromos”), que aquí, además, también produce esta revisión actual y subversiva de la vieja historia del patito feo. “Bienvenidos a la casa de muñecas” plantea situaciones de desprecio cercanas al absurdo e inyectadas de humor negro, y es una crítica descarnada de una sociedad demasiado preocupada por la imagen, la fachada física de la gente. Ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance en 1996, está interpretada por Heather Matarazzo (“Princesa por sorpresa”, “Lío en La Habana”, “Scream 3”) que está esplendida como patito feo, en su primer largometraje y en su papel de una adolescente de 11 años huérfana de todo cariño y afecto, presa de su defectuosa apariencia física y burla fácil de todo su entorno, que intenta salvaguardarse siendo también cruel con aquellos que pueden ser más débiles que ella.