AVENTURAS DEL BARBERO DE SEVILLA (1954)

    22
    Titulo original: Aventuras del barbero de Sevilla
    Año: 1954
    País: España - Francia
    Duración: 88 min.
    Dirección: Ladislao Vajda
    Guión: José María de Arozamena
    Música: Juan Quintero y Francis López. Temas musicales: “Quand je suis loin du pays”; “Si vous croyez aimer”; “Douce madone”; “Chemin de glorie / Camino de gloria"; “Figaro”, interpretado por Luis Mariano; y “Chanson de la montagne /Canción de la montaña", interpretado por Luis Mariano

    Intérpretes

    Luis Mariano, Lolita Sevilla, José Isbert, Danielle Godet, Juan Calvo , José María Rodero, Jean Galland, Fernando Sancho, Antonio Riquelme, Mariano Asquerino, Raúl Cancio, Pierre Cour, Carmen Sánchez, Joaquín Roa, Carlos Díaz de Mendoza, Antonio Padilla, José Gómiz, Pilar de Oro, Alfredo Gil, Miguel Gila, Emma Penella, Juanita Azores, Antonio Ferrandis, Luis Rivera, Emilio Santiago y Ángel Álvarez.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial en concurso del Festival Internacional de Cine de Cannes.

    Sinopsis

    Unos bandidos que forman la banda del Cartujano (Juan Calvo) raptan a Fígaro (Luis Mariano), el famoso barbero de Sevilla, y utilizan su maravillosa voz para atraer a los viajeros y asaltar las diligencias. Al ser perseguido por la policía como cómplice de los bandidos, Fígaro decide alistarse en el ejército como voluntario para luchar en Puerto Rico. Regresa cubierto de gloria y le son perdonadas sus faltas, pero las aventuras de Fígaro continúan dentro del falso mundillo de la aristocracia sevillana.

    Comentario

    Típica opereta orquestada por el húngaro Ladislao Vajda (“Marcelino Pan y Vino”, “Mi tío Jacinto”) para lucimiento personal del afrancesado galán Luis Mariano, que incorpora aquí a un pícaro y habilidoso barbero en la Sevilla del siglo XVIII. Lolita Sevilla, todavía reciente su paso por "Bienvenido Mister Marshall", hizo las funciones que hacía Carmen Sevilla en otras películas de Luis Mariano, en esta comedia musical que contó con la coproducción de Benito Perojo y con la presencia en un personaje secundario de ese gran actor desaprovechado por el cine que fue José María Rodero.