AVATAR

    15
    Titulo original: Avatar
    Año: 2009
    País: EE.UU.
    Duración: 162 min.
    Dirección: James Cameron
    Guión: James Cameron
    Música: James Horner. Tema musical: "I See You”, interpretado por Leona Lewis.

    Intérpretes

    Sam Worthington, Zoe Saldana, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Michelle Rodriguez, Giovanni Ribisi, Joel David Moore, CCH Pounder, Wes Studi, Laz Alonso, Dileep Rao, Matt Gerald, Sean Anthony Moran, Jason Whyte, Scott Lawrence, Kelly Kilgour, James Pitt, Sean Patrick Murphy, Peter Dillon, Kevin Dorman, Kelson Henderson, David Van Horn, Jacob Tomuri, Michael Blain-Rozgay, Jon Curry, Julene Renee, Luke Hawker, Woody Schultz, Peter Mensah, Sonia Yee, Ilram Choi, Kyla Warren, Dean Knowsley y Nikie Zambo.

    Premios

    Globos de Oro a la Mejor Película Dramática y al Mejor Director. Nominada al Globo de Oro a la Mejor Música Original y a la Mejor Canción ("I Will See You") Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Director, a la Mejor Dirección Artística, a la Mejor Forografía, al Mejor Montaje, a la Mejor Música, al Mejor Sonido, al Mejor Montaje de Sonido y a los Mejores Efectos Visuales.
    Premio BAFTA de la Academia de Cine Británica a los Mejores Efectos Visuales y al Mejor Diseño de Producción. Nominada al BAFTA al Mejor Director, a la Mejor Película, a la Mejor Fotografía, al Mejor Montaje, a la Mejor Música y al Mejor Sonido.

    Sinopsis

    Jake Sully (Sam Worthington) es un ex-marine confinado en una silla de ruedas como consecuencia de su participación en una guerra. A pesar de su cuerpo tullido, todavía es un guerrero de corazón. Tras la muerte de su hermano gemelo, Jake es reclutado para viajar al planeta Pandora, donde una poderosa compañía terrestre, SecFor, está extrayendo un mineral extraño que es la clave para resolver los problemas de la crisis energética de la Tierra. Uno se sus ejecutivos, Parker Selfridge (Giovanni Ribisi) está en contacto con el ejército, que, con el coronel Miles Quaritch (Stephen Lang) al frente de un escuadrón denominado Dragón, ha establecido una base en Pandora, y pretende desalojar a los alienígenas nativos, los Na’vi, de sus tierras. Al ser tóxica la atmósfera de Pandora, se ha creado el programa Avatar, en el cual los humanos “conductores” tienen sus conciencias unidas a un avatar, un cuerpo biológico controlado de forma remota que puede sobrevivir en el aire letal. Estos avatars están creados genéticamente de DNA humano mezclado con DNA de los Na’vi, que miden tres metros. La creadora del programa y mentora de Sully en su proceso de transformación, es la doctora Grace Augustine (Sigourney Weaver). Ya en su forma avatar, Jake puede caminar otra vez. Ha recibido la misión de infiltrarse entre los Na’vi, los cuales se han convertido en el mayor obstáculo para la extracción del mineral ya que son una raza en armonía con la naturaleza y el entorno, que ven con una enorme hostilidad, más hacia el medio ambiente que hacia ellos, las enormes máquinas perforadoras terrestres. Sully deberá analizar la forma de vida de los Na’vi y facilitar información sobre como desalojarles de sus tierras. Pero una bella Na’vi, Naytiri (Zoe Saldana), salva la vida de Jake, y todo cambia. Jake es admitido en su clan y aprende a ser uno de ellos, lo cual le hace someterse a muchas pruebas y aventuras. Según la relación de Jake con su profesora Neytiry se va intensificando, él aprende a respetar la vida de los Na’vi y decide encontrar su lugar entre ellos. Pronto se enfrentará a la mayor de las pruebas cuando tenga que dirigir una batalla épica que decidirá nada menos que el destino de su nuevo mundo en la que los Na’vi, se defienden con arcos y flechas de las brutales y terroríficas máquinas de aniquilación creada por los humanos.

    Comentario

    Si de alienígenas se trata, es cierto que el onírico universo reinventado aquí nos trasporta a otro planeta; visualmente, al menos, es de un efecto aplastante. Y si de James Cameron se trata, sabemos que no es hombre de bagatelas, la grandiosidad le fascina: le encanta lo megalítico y descomunal, la innovación, el futurismo...y convertir, claro está, en puro espectáculo sus películas...pero, ¿sólo espectáculo? Probablemente, no mucho más. Plástica y técnicamente “Avatar” es deslumbrante, sin duda. Pero en el argumento se ve seriamente aquejada –ocurrió también con “Titanic”- de una escasa originalidad. Además, la aventura pierde fuerza, a chorros, por culpa de un tono solemne y plúmbeo cuando una pizca de humor y guasa hubiera rebajado (y favorecido mucho) tanto ceremonial; vamos: que más chispa le vendría de perlas. Pero Cameron no arriesga y la deja en una mixtura de “ciencia/ficción bélico-eco-política” previsible y ternurista, para consumo masivo y buenas vibraciones acompañadas, a ser posible, de otro no menos masivo consumo de palomitas. Después de cuatro años largos de trabajo, la producción más cara de la historia del cine (¡más de 300 millones de dólares¡) los avatares entre humanos y las criaturas de piel azul merecían un punto de intríngulis más; no lo tienen, y esa carencia le pesará. Pero a cada cual lo suyo: ver flotar ante nuestros ojos esas “medusas aéreas”, respirar el verdor del nuevo planeta, simpatizar con sus extrañas criaturas,...gráficamente es una película pasmosa; doce años después de su divulgativa lección del hundimiento del mayor paquebote del mundo Cameron se sumerge y vuelve a salir a flote con esta fastuosa (y carísima) producción que marcará, seguro, otro hito en el cine. Hará historia.