ATÚN Y CHOCOLATE (2004)

    Titulo original: Atún y chocolate
    Año: 2004
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: Pablo Carbonell
    Guión: Pablo Carbonell
    Música:

    Nono García.
    Tema musical: “Atunes en el paraíso”, interpretado por Javier Rubial.


    Intérpretes

    Pablo Carbonell, María Barranco, Pedro Reyes, Antonio Dechent, Andrés Rivera, Rosario Pardo, María Alfonsa Rosso, Cesáreo Estébanez, Esther Arroyo, Begoña Labrada, Paco Vegara, “Biri” Mohamed Abbelatin, José Francisco “Chuna” Jiménez, Francisco Javier “Curro” Bonilla, Enrique Martín, Manuel Núñez, Jimmy Roca, Mercedes Carbonell, Carlota Carbonell, Nuria Carbonell, Roberto Enosjo, Manuel Nebreda, María Dolores González, Tito Alcedo, Juanma “El Churrero” Utreta, Ramón “El Golfo” Heredia, Jesús Romero, Juan Francisco “Cañejo” Rodríguez, Juana Heredia Monzorro, José Tirado Caro, José Gallardo Acuña, José Francisco Jiménez, Francisco Rodríguez, Francisco Jesús Trujillo, Manuel Manzorro Fuentes, José Pérez Narváez, Daniel Assante, Isaac Trujillo, José Luis Gómez, Fernando Martínez del Cerro, Mario Heredia Sánchez, María Luisa Martín Martín-Peralta y Laura Pérez Vení.

    Premios

    Premios Goya: Nominada a la Mejor Canción Original (“Atunes en el paraíso”).
    Festival de Málaga de Cine Español: Premio Biznaga de Plata al Mejor Actor (Pablo Carbonell).


    Sinopsis

    Tres pescadores despueblo de Barbate (Cádiz), Manuel (Pablo Carbonell), un hombre bueno al que llaman “nadando con chocos”, El Perra (Pedro Reyes) y El Sheriff (Antonio Dechent), un paria iracundo y orgulloso ,amigos de toda la vida, intentan sobrevivir como pueden a pesar de la crisis pesquera que vive la costa gaditana. El hijo de uno de ellos, Manolín (Andrés Rivera), llega un día a su casa con un problema más: quiere hacer la comunión. Sus padres, Manuel y María (María Barranco), no están casados y el niño no está bautizado por lo que, en un primer momento, lo que impera es la sorpresa. Tratan de disuadirlo. Pero el niño está decidido y ante la voluntad, casi mística, de Manolín, los padres, que se quieren muchísimo y siempre han formado una pareja sólida sin necesidad de papeles por medio, se ven obligados a pensar seriamente en «ordenar su vida». Pero claro, el orden cuesta. Sobre todo dinero… María, contagiada por la ilusión de su hijo, lo organiza todo: Arregla con el singular Cura del pueblo (Paco Vegara) para que oficie la ceremonia. Busca los trajes. Invita a los vecinos… Pero claro, no hay boda sin convite. Lo único que falta es la comida, pero de eso se va a encargar Manuel. Manuel, que adora a su familia, no puede permitir que la ilusión de los suyos naufrague como todo lo demás en su vida. Deberá apoderarse de uno de los atunes destinado a los japoneses. (con lo caro que está el kilo de atún, ni los mismos pescadores pueden probarlo). Lo hará de noche en la misma almadraba y El Perra lo va a ayudar en esta misión «casi» imposible. Este acto de amor hace que todos los amigos del pueblo se solidaricen con la pareja y la ayuden: Las extravagantes bailaoras Suripanta (Esther Arroyo y Begoña Labrada), la mejor amiga de María, Juani (Rosario Pardo), las compañeras de bingo, Paco (José Francisco “Chuna” Jiménez), el hijo del Perra y sus amigos «busquimanos», los padres de María, Omar (“Biri” Mohamed Abbelatin), un morito que «adoptan» María y Manuel, los guardias civiles y los demás vecinos del pueblo…

    Comentario

    Debut como director del actor, cantante y showman Pablo Carbonell, que también protagoniza el filme, una comedia berlanguiana con un cierto tono de crónica social, que se desarrolla en Barbate, localidad gaditana donde nació el debutante director. El argumento gira en torno a tres pescadores barbateños, amigos de toda la vida, que intentan sobrevivir como pueden a pesar de la crisis pesquera que vive la costa gaditana. El hijo de uno de ellos llega un día a su casa con un problema más: quiere hacer la comunión, pero sus padres, no están casados y el niño no está bautizado. Carbonell combina con acierto la crítica social y la ternura con un ritmo rápido que da gran agilidad a la narración. Un brillante debut.