ASUNTOS PENDIENTES

    11
    Titulo original: 36, Quai des Orfèvres
    Año: 2004
    País: Francia
    Duración: 110 min.
    Dirección: Olivier Marchal
    Guión: Olivier Marchal, Franck Mancuso, Julien Rappeneau y Dominique Loiseau
    Música: Erwann Kermorvant y Axelle Renoir

    Intérpretes

    Daniel Auteuil, Gérard Depardieu, André Dussollier, Roschdy Zem, Valeria Golino, Daniel Duval, Francis Renaud, Catherine Marchal, Guy Lecluyse, Alain Figlarz, Vincent Moscato, Anne Consigny, Stéphane Metzger, Solène Biasch, Aurore Auteuil, Denis Sylvain, Eric Defosse, Ivan Franek, Laurent Olmédo, Christophe Rouzaud, Frédéric Maranber, Patrick Médioni y Serge Beuchat.

    Premios

    Nominada a los Premios César de la Academia de Cine Frances a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (Daniel Auteuil), Mejor Montaje, Mejor Sonido, Mejor Actor Secundario (André Dussollier), Mejor Actriz Secundaria (Mylène Demongeot) y Mejor Guión

    Sinopsis

    Hace varios meses que una banda de atracadores funciona con total impunidad, aterrorizando a los joyeros de París y haciendo gala de una violencia poco habitual. El director de la Policía Judicial a punto de retirarse, Robert Manzini (André Dussolier), ha propuesto un reto a dos de sus mejores comisarios, Léo Vrinks (Daniel Auteuil), jefe de la Brigada de Investigación e Intervención, y Denis Klein (Gérard Depardieu), jefe de la Brigada de Represión de la Delincuencia. Aquél que consiga desmantelar la banda de ladrones será su sucesor y se convertirá en jefe del 36, Quai des Orfèvres, sede de la Policía Judicial. Los dos policías, convertidos en rivales por el encargo de su jefe, se enfrentarán en una lucha sin cuartel que se endurecerá cuando una mujer, Camille Vrinks (Valeria Golino) se interponga en sus caminos.

    Comentario

    El cineasta y actor Olivier Marchal (“Gangsters”) pone frente a frente a los dos pesos pesados del cine francés, Gérard Depardieu y Daniel Auteuil, en una intriga policial con una original trama y de tono reflexivo, duro y angustioso, resultando un thriller intenso y efectivo a partes iguales. El film, mezcla del cine negro francés y el moderno thriller psicológico y de acción norteamericano, se convirtió en la gran sorpresa del 2004 en Francia, con un guión de carácter complejo escrito por Franck Mancuso, Julián Rappeneau y el propio Olivier Marchal. Cuenta además con una atmósfera densa, conseguida en parte por la fotografía, y unos sórdidos escenarios, ambos de vital importancia para crear una correcta ambientación y sumergir al espectador en la trama. La película goza de unas sobrias actuaciones en los papeles protagonistas, con Daniel Auteuil, Gérard Depardieu y André Dussollier al frente, y de unos personajes secundarios que están a la altura de las circunstancias.