AQUELLO QUE AMAMOS

    Titulo original: Wszystko, co kocham / All That I Love
    Año: 2009
    País: Polonia
    Duración: 95 min.
    Dirección: Jacek Borcuch
    Guión: Jacek Borcuch
    Música: Daniel Bloom

    Intérpretes

    Mateusz Kosciukiewicz, Olga Frycz, Jakub Gierszal, Andrzej Chyra, Anna Radwan, Katarzyna Herman, Mateusz Banasiuk, Marek Kalita, Igor Obloza, Zygmunt Malanowicz, Elzbieta Karkoszka, Brygida Turowska, Ewa Kolasinska, Halina Skoczynska, Grzegorz Gzyl, Lukasz Krzeminski, Maciej Nawrocki, Marian Jaskulski, Dariusz Siastacz y Bogdan Smagacki.

    Premios

    Seleccionada para el Festival de Sundance

    Sinopsis

    Polonia, 1981. primavera de 1981. El movimiento Solidaridad una federación sindical independiente de raíces cristianas, inicia una huelga masiva de protestas de los trabajadores que se extiende por toda Polonia. Las autoridades comunistas del país consideran imponer la ley marcial y destruir este movimiento. En una pequeña ciudad costera, cuatro jóvenes de 18 años – Janek (Mateusz Kosciukiewicz), Kazik (Jakub Gierszal), Diabel (Igor Obloza) y Staszek (Mateusz Banasiuk) – crean una banda de rock. Su cantante es Janek, un joven sensible, poético e hijo de un capitán de la marina. La pasión que sienten los chavales por la música es tan fuerte que llegan a tomar prestado, e incluso roban, los instrumentos de la escuela para poder tocar. Los ensayos se realizan en un viajo vagón de tren y lo que, hasta el momento, mas ansían, es poder tocar en un festival de rock en un pueblo cercano. Los jóvenes, además de su amor por la música, también comparten la fascinación por la belleza de la vecina de Janek, la señora Sokolowska (Katarzyna Herman), esposa de un oficial de la marina. Por otro lado, el gran amor de Janek es Basia (Olga Frycz), su compañera de clase. Durante las vacaciones de verano, la banda es invitada a un festival de música. Gracias al padre de Janek (Andrzej Chyra), los chicos pueden ensayar no solo en el viejo vagón de tren, sino también en las barracas del cuartel de la marina. La banda recibe un premio en el festival en el que participan, los chicos están encantados, es su primer contacto con el éxito. Llega el invierno, el 13 de diciembre 1981 los tanques y los soldados entrar en las calles. La ley marcial se impone. El oficial de la marina Sokolowski (Marek Kalita) se convierte en comisario y en un dictador que se adueña totalmente de la ciudad. El padre de Janek es llamado para que se presente en su destino mientras la policía arresta al padre de Basia (Grzegorz Gzyl). Janek tiene que acompañar a su padre a un pueblo lejano, antes de marcharse, el joven va hasta la casa de Basia para despedirse. Abrumada por la tristeza, Basia no quiere hablar con él, culpa al padre de Janek por la detención de su propio padre, rompe con Janek, un duro golpe para él. Primavera de 1982, los chicos quieren tocar en el baile de graduación de su colegio, todo está casi arreglado pero un día un maestro, acompañado por Sokolowski, les dice que no van a poder tocar ya que las autoridades consideran su música rebelde, ya que no ha pasado la censura, y si la banda decide tocar sus canciones, todas las familias tendrán que pagar el precio. Es una dura prueba para la banda, que, hasta ahora, sólo ha experimentado la rebelión en las letras de sus canciones, hay que tomar una decisión, discuten, pelean… Kazik quiere tocar sin importar sus consecuencias, Janek duda… Tienen la intención de salir al escenario sólo para decir adiós, pero una palabra poco acertada y la reacción del público hace que se dispare la pasión y la rebelión. El afán de libertad y la locura desbordan a los jóvenes, más allá de cualquier control. Terminado el concierto, renace el amor entre Janek y Basia. El castigo por la rebelión es inevitable ya que las autoridades interpretan el hecho como una protesta anti-comunista. El padre de Janek, temiendo la prohibición deja su puesto y se muda de la vivienda que le dio la marina. Basia junto a su familia y su padre, que sale de la cárcel, se ven obligados a huir a Alemania Occidental. Janek ve a Sokolowski como la fuente de todos los problemas y las miserias de sus seres queridos y necesita castigarlo o, por lo menos, hacerle frente. Coge un palo de hockey y lo espera en el patio trasero mientras aguarda que regrese a su casa.

    Comentario

    Una historia iniciática en un cotexto político muy concreto. La película narra la historia de un niño, su familia y amigos en la década de los 80 en Polonia. Vemos el mundo a través de los ojos de un chico de18 años de edad, sensible y que vive en una ciudad costera, en el marco de manifestaciones, huelgas y ley marcial, que chocan con la pasión por la vida, la alegría de la juventud, la música, el sexo, el primer amor apasionado. El choque de mundo idealista de la juventud con la de que uno de los adultos. El joven se enterará de que no se puede escapar del mundo adulto. Él tiene que enfrentar todos, luchar por su familia, la familia y su futuro. Como en todas las películas de Jacek Borcuch se muestra la eterna búsqueda a través de la existencia humana