ANOTHER YEAR

    Titulo original: Another Year
    Año: 2010
    País: Gran Bretaña
    Duración: 129 min.
    Dirección: Mike Leigh
    Guión: Mike Leigh
    Música: Gary Yershon

    Intérpretes

    Jim Broadbent, Ruth Sheen, Lesley Manville, Oliver Maltman, Peter Wight, David Bradley, Martin Savage, Karina Fernandez, Michele Austin, Phil Davis, Imelda Staunton, Stuart McQuarrie, Eileen Davies, Mary Jo Randle, Ben Roberts, David Hobbs, Badi Uzzaman, Meneka Das, Ralph Ineson, Edna Doré, Gary Powell y Lisa McDonald.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Guión. Seleccionada para la Sección Oficial en competición del Festival Internacional de Cine de Cannes
    Nominada al Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Película Británica y a la Mejor Actriz (Lesley Manville)
    Nominada al Premio David de Donatello de la academia de cine Italiano a la Mejor película de la Unión Europea.

    Sinopsis

    En primavera, los felizmente casados Gerri (Ruth Sheen), una asesora médica, y Tom (Jim Broadbent), un geólogo, se ocupan de su huerto. Entretienen a la solitaria compañera de trabajo de Gerri, Mary (Lesley Manville), que se emborracha mientras maldice su desastrosa vida amorosa. Gerri y Tom disfrutan de una cálida relación su hijo Joe (Oliver Maltman), de 30 años, quien lamenta que mientras sus amigos se están casando, el aún no tiene pareja. En verano, Ken (Peter Wight) llega a Londres a pasar un fin de semana con Gerri y Tom. Ken trabaja en una oficina de empleo del gobierno en Hull, y es el amigo de la infancia de Tom desde que se conocieron en su nativa Derby. Él se emborracha, y lamenta si trágica y solitaria vida. Al día siguiente, mientras Gerry celebra el amanecer en el huerto, Tom, Ken, Joe y un vecino se divierten jugando al golf. Le sigue una barbacoa. Mary lleva tarde y nerviosa en su recién adquirido coche de segunda mano. Se muestra gélida hacia el inocente y cariñoso Ken, y coqueta de forma seria y urgente hacia Joe, pequeño para su generación. En otoño, Gerri y Tom vuelve a casa del huerto para disfrutar de una agradable sorpresa por parte de Joe. Ha escondido a su nueva compañera Katie (Karina Fernandez) detrás de la puerta. Katie es terapeuta ocupacional, y a Gerry y Tom les gusta de inmediato. Pero Mary, que había sido previamente invitada a tomar el té, se siente instantáneamente celosa y hostil hacia ella, comportándose de manera muy grosera. Aunque todos entienden sus problemas con su coche, el comportamiento de Mary hacia Katie deja un mal ambiente en los siempre bondadosos Gerri y Tom. En invierno, Gerri, Tom y Joe conducen hasta Derby al funeral de la mujer del hermano mayor de Tom, Ronnie (David Bradley). Carl (Martin Savage), el agresivo y divorciado hijo de Ronnie, llega tarde al crematorio. De vuelta a la casa de Ronnie, Carl se enfrenta a su padre, y también a Tom y Joe, para acabar largándose violentamente hecho una furia. Gerri y Tom llevan entonces a Ronnie de vuelta a Londres. Mientras están en el huerto, Mary aparece en casa sin avisar y en un evidente estado de nervios. Bebe té y fuma ante un perplejo Ronnie. Gerri y Tom están lejos de sentirse complacidos de ver a Mary, especialmente cuando Joe está a punto de llegar con Katie para una cena familiar. Pero después de que Mary comente disculpándose que ha sufrido una avería, Gerri le invita a quedarse, aunque con cierto recelo. En la mesa, mientras Gerri y Tom rememoran los viejos tiempos de su juventud, y Katie y Joe esperan impacientes su viaje a Paris, Ronnie disfruta tranquilamente de su cerveza y su cena y Mary afronta la tristeza de ver cómo pasa su vida.

    Comentario

    El ingenioso realizador de “Secretos y mentiras” no necesita “una gran historia” para desarrollar todo un catálogo de comportamientos humanos prendido en apenas media docena de personajes y, por supuesto, un buen repertorio de situaciones mínimas, insignificantes a primera vista, pero totalmente definitorias. Es lo que vuelve a conseguir ahora: con un sencillo punto de apoyo, una aparente nadería, o lo que es lo mismo, una crónica exacta de la rutina, obtiene material de sobra para redactar un espléndido ensayo de anatomía emocional. Y como para él todo drama solapa una parte de comedia y toda comedia entraña, a su vez, una generosa ración de angustia, agita esas inquietudes y zozobras y sirve el cóctel con pellizcos de fragilidad. Y de fortaleza. De manera que Mike Leigh nos conmueve sin llegar a la lágrima pero también nos hace sonreír sin desbaratarnos en la carcajada. Son siempre discretas, las sensaciones que pretende arrancar. Porque en “Another Year” la cuestión es esa: comprobar hasta límites emocionantes pero con cierta mesura cómo, en circunstancias bastante parecidas, pequeños personajes sin grandes dramas ni enormes carencias, viven en el sosiego o en la exaltación continua. Y rápidamente nos deja entrever por qué unos saben enfrentarse a la vida y otros naufragan. Lejos de pomposos discursos y reflexiones sesudas, aquí es la anécdota lo que manda, lo que explica la realidad. Y, desde luego, un montón de actores excepcionales que la personalizan de forma ejemplar. Sin olvidar referencias tan teatrales (todo Leigh es Teatro) como la dislocada Mary, tan próxima a la Blanche Dubois de Tennessee Williams.