ANNIE OAKLEY

    7
    Titulo original: Annie Oakley
    Año: 1935
    País: EE.UU.
    Duración: 92 min.
    Dirección: George Stevens
    Guión: Joel Sayre y John Twist, basado en un argumento de Joseph A. Fields y Ewart Adamson.
    Música: Alberto Colombo. Temas musicales: “The Little Brown Jug”; “Sobre las Olas (Over the Waves)”; 2When Johnny Comes Marching Home”; “Battle Hymn of the Republic”; “The Battle Cry of Freedom”; “The Stars and Stripes Forever”; y “Tales from the Vienna Woods”.

    Intérpretes

    Barbara Stanwyck, Preston Foster, Melvyn Douglas, Moroni Olsen, Pert Kelton, Andy Clyde, Chief Thunderbird, Margaret Armstrong, Delmar Watson, Adeline Craig, Ernie Adams, Richard Alexander, Philip Armenta, Frank Austin, Brooks Benedict, Willie Best, Stanley Blystone, Eddie Borden, Harry Bowen, Sonny Bupp, Iron Eyes Cody, James Dime y Eddie Dunn.

    Sinopsis

    Annie Oakley (Barbara Stanwyck), una modesta pueblerina, es aficionada a cazar codornices, que luego vende en el pueblo. Un día tiene la ocasión de medir su puntería con el rifle desafiando en una apuesta a Toby Walker (Preston Foster), el tirador más diestro del Oeste, del que ella siempre ha estado secretamente enamorada, que acaba de ser fichado para el espectáculo itinerante del célebre Buffalo Bill Cody (Moroni Olsen). Aunque Annie pierde voluntariamente la apuesta, sus habilidades llaman la atención del mánager de Buffalo Bill, que también contrata a la chica. Su debut resulta decisivo en el momento de convencer a Toro Sentado (Chief Thunderbird), espectador ocasional del espectáculo, para que salga a la pista y actúe en su número. Empiezan las exhibiciones en el famoso Circo de Búffalo Bill y la rivalidad entre Annie y Toby, que en realidad no será tal, pues ambos se han enamorado. A partir de este día, comienzan una carrera de rivalidad profesional. A la vez, a Toby empieza a fallarle la vista, pero se niega a admitirlo.

    Comentario

    Biografía de Annie Oakley, una famosa tiradora del siglo XIX de inefable puntería y sus amores con su mayor rival, del que está enamorada en secreto. Una buena recreación de la época y una excelente interpretación de Barbara Stanwyck en el papel protagonista, son algunos de los principales atractivos de esta película, una de los primeros títulos importantes que dirigió George Stevens. El filme, años más tarde inspiraría el musical "La reina del Oeste".