ÁNGELES DEL INFIERNO

    15
    Titulo original: Hell's angels
    Año: 1930
    País: EE.UU.
    Duración: 127 min.
    Dirección: Howard Hughes
    Guión: Harry Behn, Howard Eatabroock, Joseph Moncure March y Marshall Neilan.
    Música: Hugo Riesenfeld. Tema musical: Segundo movimiento de la Sinfonía No. 5, Opus 64, de Pyotr Ilyich Tchaikovsky

    Intérpretes

    Ben Lyon, James Hall, Jean Harlow, John Darrow, Lucien Prival, Frank Clarke, Roy Wilson, Douglas Gilmore, Jane Winton, Evelyn Hall, William B. Davidson, Wyndham Standing, Lena Melana, Marian Marsh, Carl von Haartman, Ferdinand Schumann-Heink, Stephen Carr, Thomas Carr, J. Granville-Davis, Hank Coffin, Ross Cooke, Jack Deery, Lisa Gora y Hans Joby.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Fotografía

    Sinopsis

    Dos hermanos norteamericanos, Roy (James Hall) y Monte Rutledge (Ben Lyon), poseen caracteres opuestos. El primero de ellos es valiente y decidido, mientras que el segundo es desalmado y egoísta. El estallar la Primera Guerra Mundial, ambos abandonan sus estudios en Oxford para incorporarse a las fuerzas aéreas británicas como pilotos, Roy por iniciativa propia y Monte por una confusión. Una vez inmersos en la contienda, sus proezas como pilotos tendrán como objetivo conquistar el corazón de la joven y bellísima Helen (Jean Harlow), una voluptuosa y sensual inglesa con el pelo rubio platino. Esta disputa acrecienta aún más las diferencias que existen entre ambos hermanos. Pero los acontecimientos darán un giro de 180 grados cuando Ray muera en el transcurso de una misión y sea considerado como un héroe.

    Comentario

    Una epopeya bélica que ha hecho historia y cuyo rodaje fue recreado por Martin Scorsese en El aviador. Debut como director del multimillonario Howard Hughes (que contó con la colaboración no acreditada de Edmund Goulding), que aunaba aquí sus dos pasiones, los aviones y el cine, que contrató una flota de aviones para recrear con todo realismo las batallas aéreas sin utilizar ningún truco cinematográfico. Inicialmente la protagonista femenina era la noruega Greta Nissen, pero cuando ya había finalizado completamente el rodaje del filme en 1927, surge con fuerza el sine sonoro y Hughes desea incorporar el sonido a su película y tuvo que volver a filmar las escenas en las que había diálogos. Nissen, que apenas sabía hablar inglés fue sustituida por una joven actriz rubia platino, Jean Harlow, que hasta entonces solo había conseguido trabajar en papeles secundarios y que se consagró con este filme. Pese a que todos estos cambios retrasaron el estreno hasta tres años después de iniciado el rodaje, y su presupuesto se elevó hasta la desorbitante cifra para la época de cuatro millones de dólares, la película se convirtió en un enorme éxito mundial