ANCLADOS

    15
    Titulo original: Anclados
    Año: 2010
    País: España
    Duración: 87 min.
    Dirección: Carlota Nelson
    Guión: Carlota Nelson
    Música: Coti K

    Intérpretes

    David Lomidze, Máximo Vnukovskiy, Vladimir Mijailovich, Jana Kravsova y Valieri Yakush

    Premios

    Seleccionada para la Sección Informativa del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria

    Sinopsis

    Tras la desaparición de la Unión Soviética, su flota pesquera (barcos y tripulación) quedó abandonada en distintos puertos de todo el mundo. Este es el punto de arranque de Anclados, que a lo largo de tres años, refleja la vida cotidiana de 5 marineros, cuatro hombres y una mujer (Máximo, Volodya, David, Valeri y Jana), que optaron por quedarse y rehacer sus vidas en un muelle olvidado en Las Palmas de Gran Canaria. Estos “pequeños” grandes héroes han vivido y sufrido la caída de la antigua Unión Soviética y ahora sobreviven a la decadencia de lo que fue la flota pesquera más potente del mundo. Los protagonistas viven repartidos en barcos oxidados soñando con un imperio perdido. Cinco perfiles distintos y cinco maneras diferentes de sobrevivir, de esperar y de enfrentarse a una situación de abandono y sacrificio, de espera y de frustración. Sin embargo, es también la historia del ingenio y la paciencia, de los sueños y la esperanza, el ingenio y el saber luchar contra el olvido. Aquí aprovechan la situación e intentan rehacerse y acostumbrarse a tierra firme. En el Muelle de la Luz siempre hay trabajo para subsistir, ayudar a sus familias desde lejos, e incluso de triunfar. Aunque sea a una escala ínfima.

    Comentario

    Un documental de la debutante Carlota Nelson que muestra la caída de un imperio y la pérdida de valores y derechos ganados por una revolución, ahora desprestigiada a través de un grupo de marineros rusos abandonados a su suerte en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. La película habla también sobre el ser humano, sobre las decisiones que se toman y cómo se decide vivir. Cada hombre guarda la libertad interior de conservar la dignidad y seguir sintiéndose un ser humano. Planteada como un reportaje de denuncia social, la película pasó a convertirse en un documental homenaje a todas las personas que, como ellos, terminan abandonados en cualquier puerto del mundo.