ANA DE DÍA (2018)

    17
    Titulo original: Ana de día
    Año: 2018
    País: España
    Duración: 105 min.
    Dirección: Andrea Jaurrieta
    Guión: Andrea Jaurrieta
    Música: Aurelio Edler-Copes

    Intérpretes

    Fernando Albizu, María José Alfonso, Iñaki Ardanaz, Carla de Otero, Cibeles Fernández, Gabriela Fernández, Ingrid García Jonsson, Mamen Godoy, Iván Luis, Mona Martínez, Álvaro Ogalla, Antonio Ponce, Irene Ruiz, Abel Serbouti y Francisco Vidal.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial a concurso del Festival de Málaga de Cine en español

    Sinopsis

    Ana (Ingrid García Jonsson) es una joven formal, educada en una familia de clase media tradicional. Está a punto de terminar su doctorado en derecho, entrar a formar parte de una empresa y casarse, pero no se siente realizada. Un día, descubre que una doble idéntica a ella ha ocupado su lugar, llevando a cabo todas sus responsabilidades y obligaciones. Ana entonces se debate entre luchar por su identidad perdida o, por lo contrario, intentar buscar su propia identidad ajena a todo lo que suponía su vida «normal». Dándose cuenta de que por primera vez es totalmente libre, Ana decide explorar su nuevo anonimato y libertad, probando sus límites y buscando el sentido de su propia existencia entre las noches madrileñas de cabaret y la pensión donde se alojará, repleta de personajes que anhelan así mismo desaparecer en la noche. Sin embargo, la rutina llegará a su nueva vida y una pregunta le atormentará: ¿es posible huir de uno mismo?

    Comentario

    Ópera prima de la navarra Andrea Jaurrieta que narra la historia de Ana, interpretada por Ingrid García Jonsson en un doble personaje, en la búsqueda de su propia identidad. Partiendo de un supuesto totalmente surrealista, "Ana de día” pretende ofrecer una historia que lleve a la reflexión sobre la educación, los límites y las represiones auto-impuestas y los que vienen directamente impuestos por la sociedad, todo ello contextualizado en la realidad actual de España. Una realidad ciertamente deprimente que queda como sutil telón de fondo de la historia, convirtiendo la huída personal de Ana en una especie de huida simbólica de la oscura realidad que nos rodea.