ALMANYA, BIENVENIDO A ALEMANIA

    Titulo original: Almanya - Willkommen in Deutschland
    Año: 2011
    País: Alemania
    Duración: 101 min.
    Dirección: Yasemin Samdereli
    Guión: Yasemin Samdereli y Nesrin Samdereli.
    Música: Gerd Baumann.

    Intérpretes

    Vedat Erincin, Fahri Ögün Yardim, Lilay Huser, Demet Gül, Aykut Kayacik, Aycan Vardar, Ercan Karacayli, Kaan Aydogdu, Siir Eloglu, Aliya Artuc, Petra Schmidt-Schaller, Denis Moschitto, Aylin Tezel, Trystan Wyn Puetter, Rafael Koussouris, Axel Milberg, Antoine Monot Jr., Oliver Nägele, Jule Ronstedt, Arnd Schimkat, Tim Seyfi, Walter Sittler, Aglaia Szyszkowitz, Katharina Thalbach, Saskia Vester, Hasan Iscen, Savas Usatay, Tristan Seith, Hüseyin Özkececi, Sesede Terziyan, Hülya Duyar, Fügen Mertol, Berivan Kaya, Manfred-Anton Algrang, Baris Sezer, Murat Karaalioglu, Cem Siepert, Berkay Kaya, Yasin-Can Schneider, Canay Vardar, Roland Kagan Sommer, Neva Sepil, Seren Avcioglu, Özgür Ersan, Jo Brauner y Engin Sahin.

    Sinopsis

    El colegio es una época de formación para todos los niños, y debe serlo para Cenk Yilmaz (Rafael Koussouris), de seis años. Pero las primeras experiencias de Cenk en el colegio le sorprenden. Cuando ni los niños alemanes ni los turcos le escogen para jugar en el equipo de fútbol, se da cuenta de que es “diferente”. Por primera vez en su corta vida, el hijo de un turco y de una alemana se enfrenta al tema de la identidad. ¿Qué es realmente, turco o alemán? Canan (Aylin Tezel), la prima de Cenk, tiene 22 años y problemas de otra índole: está embarazada. Su familia no tiene ni idea de que se ha enamorado de David (Trystan Wyn Puetter), un inglés. Durante una reunión familiar, Canan se entera de los problemas de Cenk en el colegio. Para consolarle, decide contarle la historia de cómo su abuelo Hüseyin (Vedat Erincin) dejó Turquía hace 45 años y se fue a Alemania para ser un “Gastarbeiter” (trabajador invitado). Así, Cenk aprende cómo de joven su abuelo Hüseyin (Fahri Ögün Yardim) conquistó el amor de su esposa Fatma (Demet Gül) en la lejana Anatolia de los años sesenta. La joven pareja tuvo tres hijos en Turquía: Veli (Aycan Vardar), Muhamed (Kaan Aydogdu) y Leyla (Aliya Artuc). Después de trabajar como albañil con un sueldo muy bajo, Hüseyin decidió escuchar la llamada de Alemania y la promesa de un salario mejor. Al llegar a ese lejano país, descubrió que era el “Gastarbeiter” nº 1.000.001. No tardó en ir a Turquía para llevar a su familia a “Almanya”. Después de casi 40 años en Alemania, Hüseyin y Fatma (Lilay Huser) decidieron pedir la nacionalidad. Pero unos años después, ocurre algo que ningún miembro de la familia Yilmaz podía prever: el abuelo Hüseyin deja boquiabiertos a sus seres queridos al anunciar que ha comprado una casa en Turquía y que toda la familia debe regresar con él a la tierra natal. Ni siquiera Fatma esperaba algo así de su marido. Al principio la familia se niega, pero acaban por rendirse ante la evidencia y aceptan su suerte. Harán el viaje. En las vacaciones siguientes, toda la familia va a Turquía. Hüseyin está radiante y se siente muy orgulloso de haber sido invitado a una ceremonia en Berlín que se celebrará a su regreso. En calidad de “Gastarbeiter” nº 1.000.001, debe hablar delante del canciller de Alemania. Sin embargo, rechaza la invitación. Durante el largo viaje, Canan entretiene a Cenk contándole la historia de la familia: Cómo Fatma y los niños tuvieron que adaptarse a un entorno nuevo sin saber alemán; cómo se mudaron a un piso grande y cómo se sorprendían ante esos extraños alemanes y sus costumbres. Por ejemplo, ¿por qué tienen a “su” dios (el pobre está clavado a una cruz) colgado en la pared del salón? Canan le cuenta a Cenk que su padre Ali (Denis Moschitto) nació en Alemania. Al llegar a Turquía, Cenk está entusiasmado. Hüseyin parece cansado y sin fuerzas, pero feliz. Durante un alto en el largo viaje, Hüseyin se acerca a su nieta y le pregunta qué le preocupa. Canan lo niega, pero Hüseyin le dice que está embarazada. Añade que lo nota, su esposa tuvo cuatro hijos. Canan admite que tiene razón y se siente aliviada cuando su abuelo se limita a sacudir la cabeza y se muestra comprensivo. Siguen su camino en el microbús alquilado. Ya están cerca de Erzincan, en lo más profundo de Anatolia, donde Hüseyin ha comprado la casa, y Canan cuenta el final de la historia al pequeño Cenk. En una visita a Turquía hace años. Hüseyin, Fatma y sus hijos se sorprendieron al descubrir que se habían distanciado de sus parientes y amigos turcos. De hecho, se habían acostumbrado a una vida cómoda y decidieron quedarse para siempre en Alemania. El viaje al pasado da pie a muchos recuerdos y a divertidas anécdotas, alimentando la alegría que reina en el vehículo. Hüseyin no reacciona cuando alguien cuenta un chiste, y descubren con horror que se ha dormido para siempre en el asiento delantero de pasajeros. El silencio se apodera de la familia Yilmaz. Pero esa misma noche, y a pesar del dolor que todos sienten, la muerte de Hüseyin abre la puerta a enfrentamientos latentes, como por ejemplo, la disputa entre los hermanos Muhamed (Ercan Karacayli) y Veli (Aykut Kayacik). Canan se arma de valor para contarles a su madre y a su abuela que tiene un novio inglés llamado David. Las dos mujeres exclaman: “¿No podías haber encontrado a un alemán al menos?” Pero acaban por darle su bendición. Entierran a Hüseyin en su tierra natal. El pequeño Cenk busca una forma de aceptar la muerte de su adorado abuelo. Después de hablar con su padre, llega a la conclusión de que su abuelo se ha “evaporado” como el agua. La familia tiene otra sorpresa al descubrir la casa que compró Hüseyin. Muhamed se da cuenta de que su hogar está realmente en Turquía. De vuelta a Alemania, Cenk, que ha adquirido una gran seguridad en sí mismo, representa a su abuelo en la ceremonia donde el canciller de Alemania rinde homenaje al “Gastarbeiter” nº 1.000.001, Hüseyin Yilmaz. Cenk sube al escenario, coge el micrófono y se dirige al público…

    Comentario

    Una deliciosa comedia dramática acerca de las diferencias entre el Este y el Oeste, y lo que puede pasar cuando los dos se encuentran, en torno al viaje de ida y vuelta de una familia de emigrantes turcos en Alemania, escrita por las hermanas Yasemin Samdereli y Nesrin Samdereli y dirigida por la primera. La historia de una pequeña familia turca que descubre una tierra poblada de gigantes rubios que comen cerdo, sacan a unas ratas muy gordas a pasear con correa, beben agua llamada Coca-Cola, adoran a un hombrecito en una cruz de madera y usan un galimatías ininteligible, una tierra llamada Almanya.