ALLAN QUATERMAIN Y LA CIUDAD PERDIDA DEL ORO (1986)

    117
    Titulo original: Allan Quatermain and the Lost City of Gold
    Año: 1986
    País: EE.UU.
    Duración: 95 min.
    Dirección: Gary Nelson
    Guión: Gene Quintano y Lee Reynolds, basado en la novela de H. Rider Haggard.
    Música: Jerry Goldsmith y Michael Linn

    Intérpretes

    Richard Chamberlain, Sharon Stone, James Earl Jones, Henry Silva, Robert Donner, Doghmi Larbi, Aileen Marson, Cassandra Peterson, Martin Rabbett, Rory Kilalea, Alex Heyns, Themsi Times, Philip Boucher, Stuart Goakes, Fidelis Cheza, Nic Lesley y George Chiota.

    Sinopsis

    Tras sobrevivir a la expedición a las minas del rey Salomón, y cuando ya iba a partir en barco a América para casarse allá con su novia Jesse Huston (Sharon Stone), el cazador inglés Allan Quatermain (Richard Chamberlain), rescata en la selva a un amigo moribundo, Dumont (Rory Kilalea), quien es perseguido por misteriosos nativos. Antes de ser asesinado, Dumont le informa que Robeson Quatermain (Martin Rabbett), hermano de Allan, se encuentra en Milosis, la ciudad de oro de una antigua leyenda, gobernada por una raza blanca. Posponiendo su viaje a Estados Unidos, Quatermain parte en busca de su hermano, acompañado por Jesse, el gigantesco zulú Umslopogaas (James Earl Jones) y el cobarde hindú Swarma (Robert Donner). Tras atravesar desiertos y selvas plagadas de todo tipo de peligros fantásticos y enfrentar a los salvajes Eshowe, el grupo llega a la dorada Milosis, ciudad gobernada por primitivos hombres blancos, gobernados por las reinas Nyleptha (Aileen Marson) y Sorais (Cassandra Peterson). Quatermain encuentra a Robeson, que le informa que el verdadero tirano de la ciudad es el sumo sacerdote Agon (Henry Silva) quien, aliado con la pérfida Sorais y el jefe bárbaro Nasta (Doghmi Larbi), ha impuesto el «culto al león», que exige terroríficos sacrificios.

    Comentario

    Continuación de "Las minas del Rey Salomón", una película que surgió en 1985 siguiendo la estela de “Indiana Jones”, a la vez que proponía un remake de la película homónima protagonizada por Stewart Granger en 1950. En esta segunda entrega repite la pareja protagonista, Richard Chamberlain, y Sharon Stone, antes de dar su salto definitivo a la fama con "Instinto básico". De hecho, fue rodada casi al mismo tiempo que su predecesora, pero estuvo en una estantería durante mucho tiempo hasta que los productores decidieron exhibirla.