ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS (2010)

    29
    Titulo original: Alice in Wonderland
    Año: 2010
    País: EE.UU.
    Duración: 108 min.
    Dirección: Tim Burton
    Guión: Linda Woolverton, basado en los libros de Lewis Carroll “Alicia en el País de las Maravillas” y “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”.
    Música: Danny Elfman. Tema musical: "Alice", interpretado por Avril Lavigne.

    Intérpretes

    Mia Wasikowska, Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway, Crispin Glover, Matt Lucas, Stephen Fry, Michael Sheen, Alan Rickman, Barbara Windsor, Paul Whitehouse, Timothy Spall, Marton Csokas, Tim Pigott-Smith, John Surman, Peter Mattinson, Lindsay Duncan, Geraldine James, Leo Bill, Frances de la Tour, Jemma Powell, John Hopkins, Eleanor Gecks, Eleanor Tomlinson, Rebecca Crookshank, Michael Gough, Imelda Staunton, Christopher Lee, Mairi Ella Challen, Holly Hawkins, Lucy Davenport, Joel Swetow, Jessica Oyelowo, Ethan Cohn, Richard Alonzo, Harry Taylor, Jim Carter, Frank Welker, David “Elsewhere” Bernal, Chris Grabher, Caroline Royce, Bonnie Parker, Simone Sault, Leigh Daniels, Carl Walker, Matt Dempsey, Chris Grierson, Dale Mercer, David Lale, John Bass, Nicholas Levy, Patrick Roberts, Phillip Granell, Stephen Giles, Hilary Morris, Jacqueline Delamora, Amy Bailey, Parker Contreras, Brooke Forbes, Savannah McReynolds, Libby Brien, Michael Chomiak, Xavier Declie, Greg Fellows, Brighid Fleming, Geoffrey Gould, Daniel Hepner, Jack Kalvan, Lindsay Lane, Regan Licciardello, Matisse Mazur, Keith Roenke, Arick Salmea, Erin Sharkey, Jinny Lee Story, Nick Thomas-Webster y Austin James Wolff.

    Premios

    Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musical, al Mejor Actor Protagnista de Comedia o Musical (Johnny Depp) y a la Mejor Música Original. Oscar a la Mejor Dirección Artística y al Mejor Diseño de Vestuario. Nominada al Oscar a los Mejores Efectos Visuales.
    Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico al Mejor Diseño de Vestuario y al Mejor Maquillaje y Peluquería.

    Sinopsis

    Alice (Mia Wasikowska) es una joven de 19 años que añora a su fallcido padre, quién siempre le animó a usar su imaginación y a ser ella misma. Acompañada de su madre, Alice llega a una fiesta especial sin saber que se trata del día en que Hamish Ascot (Leo Bill) va a pedir su mano en matrimonio. Pero Alice ni está preparada para tomar esa decisión ni tampoco tiene demasiado interés en Ascot. Pero todos a su alrededor la presionan porque es lo que se espera de ella. Cuando llega el momento en que debe aceptar o rechazar a Ascott, Alice decide en su lugar perseguir a un Conejo Blanco (Michael Sheen) que la ha estado siguiendo, y termina por caer a un pozo que la conduce a una habitación circular con numerosas puertas y una mesa en el centro, con una llave. Pero la única puerta que abre es demasiado pequeña, por lo que debe reducirse de tamaño para atravesarla. Al otro lado aparece ante ella un maravilloso mundo de ensueño. Todo el mundo se pregunta si ella es la Alice que esperan, que ya los visitó 10 años atrás, y la única capaz de enfrentarse con el temible dragón (Christopher Lee) al que controla la horrenda Reina Roja (Helena Bonham-Carter), hermana de la Reina Blanca (Anne Hathaway), que controla el País de las Maravillas. Pero Alice no recuerda a nada ni a nadie y allí deberá acostumbrarse a sus habitantes, amigos y enemigos, entre los que están el sombrero Loco (Johnny Depp), el Truhán de Corazones (Crispin Glover), que es el primer oficial de la Reina Roja, el Gato de Cheshire (Stephen Fry), la Oruga (Alan Rickman) y los gemelos Tweedledum (Matt Lucas) y Tweeedledee (Matt Lucas). Pronto las tropas de la Reina Blanca se enfrentarán a las de la Reina Roja.

    Comentario

    Seguramente Tim Burton estaba acostumbrado a poner la guinda, “el punto y final” en todos sus cuentos. Pero esta vez no lo tiene fácil, su sofisticada versión de Alicia le acaba de convertir en realizador más que discutible y discutido. Nada extraño, por otra parte, si tenemos en cuenta que junto a millones de libros ilustrados, se han hecho desde principios del siglo XX cerca de diez adaptaciones cinematográficas de la obra de Carroll; quien más, quien menos, conserva intacto su libro personal, su propia imagen, su relato íntimo; y que, para concluir, Alicia se desvanece, se diluye ahora un tanto: la niña inquieta bracea entre espectaculares escenarios, castillos maravillosos y efectos realmente mágicos…, pero queda atrapada entre dos reinas (la Blanca y la de Corazones, sobre todo) que le comen protagonismo. La lucha entre ambas oscurece aún más la historia original, lo ligero y anecdótico pierde peso; y bien sabemos que ni Tim Burton es Disney, ni su versión de “Alicia…” se acerca a la luminosa estética de los convencionales dibujos americanos de 1951. No hay que olvidar en cambio el principio de todo esto, que el escritor británico inventó una serie de aventuras disparatadas y extravagantes destinadas no exactamente a entretener a los más pequeños. “Alicia…”, más que infantil es, desde su origen, literatura fantástica con los consiguientes toques victorianos que, -ahora sí-, emparentan a la perfección con la conocida mirada gótica de Burton. Visualmente irreprochable, es la narración, la que desconcierta un poco.