ALGO PARA RECORDAR

    90
    Titulo original: Sleepless In Seattle
    Año: 1993
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Nora Ephron
    Guión: Nora Ephron, David S. Ward y Jeff Arch, basado en un argumento de Jeff Arch
    Música: Marc Shaiman. Temas musicales: “A Kiss to Build a Dream On”, interpretado por Louis Armstrong; “Star Dust”, interpretado por Nat King Cole; “Makin' Whoopee”, interpretado por Dr. John; “In the Wee Small Hours of the Morning” interpretado por Carly Simon; “Bye Bye Blackbird”, interpretado por Joe Cocker; “A Wink and A Smile”, interpretado por Harry Connick Jr.; “Stand By Your Man”, interpretado por Tammy Wynette; “An Affair to Remember (Our Love Affair)”; “Make Someone Happy”, interpretado por Jimmy Durante; “When I Fall In Love”, interpretado por Céline Dion y Clive Griffin; “Back In The Saddle Again”, interpretado por Gene Autry; “As Time Goes By”, interpretado por Jimmy Durante; “Take Me Out To The Ballgame”; “Sleigh Ride”, interpretado por Roy Rogers y Dale Evans; “Jingle Bells”, interpretado por Roy Rogers y Dale Evans; “We Wish You A Merry Christmas”; “The Proposal”; “Over The Rainbow”, interpretado por Ray Charles; “Jeepers Creepers”; “Auld Lang Syne”, interpretado por Guy Lombardo y His Royal Canadians; y “Empire State Montage”.

    Intérpretes

    Tom Hanks, Meg Ryan, Bill Pullman, Ross Malinger, Rosie O'Donnell, Gaby Hoffmann, Victor Garber, Rita Wilson, Barbara Garrick, Carey Lowell, David Hyde Pierce, Dana Ivey, Rob Reiner, Tom Riis Farrell, Le Clanché du Rand, Kevin O'Morrison, Valerie Wright, Frances Conroy, Tom Tammi, Calvin Trillin, Caroline Aaron, Linda Walle y LaTanya Richardson

    Premios

    : Nominada al Oscar al Mejor Guión Original y a la Mejor Canción Original (“A Wink and a Smile”) Nominada a los Globos de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musical, al Mejor Actor de Comedia (Tom Hanks) y a la Mejor Actriz de Comedia (Meg Ryan) Nominada a los Premios BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Música y al Mejor Guión.

    Sinopsis

    Tras la muerte de su esposa, el arquitecto Sam Baldwin (Tom Hanks) no cree que pueda volver a encontrar el amor con otra mujer. Jonah (Ross Malinger), su hijo de ocho años, piensa que su padre necesita una mujer que reordene su vida, así que decide llamar a un programa de radio a escala nacional para contar su historia. Miles de mujeres la escuchan y una de ellas, a miles de kilómetros de distancia, es Annie Reed (Meg Ryan), que está a punto de casarse y que comienza a obsesionarse con la idea de que antes debe conocer a Sam para comprobar que no es el hombre de su vida.

    Comentario

    Una de las películas norteamericanas más emblemáticas del género romántico en la década de los noventa. Uno de sus principales atractivos es reunir a una de las parejas cinematográficas con más tirón comercial de aquel momento, Tom Hanks y Meg Ryan, dos actores que precisamente labraron su fama internacional gracias a la comedia sentimental. Meg Ryan había destacado en “Cuando Harry encontró a Sally”, “El chip prodigioso”, “Muerto al llegar” o “Más fuerte que el odio”, y algunos de sus estrenos posteriores han sido “Colgadas”, “French Kiss”, “Adictos al amor”, “City of Angels” o “Prueba de vida”. Mientras tanto, Tom Hanks había triunfado con “Esta casa es una ruina”, “Despedida de soltero”, “Big”, “Un, dos, tres.. Splash” o “La hoguera de las vanidades”, antes de sus primeros dos Oscar consecutivos con “Philadelphia” y “Forrest Gump” y de títulos más recientes como “Camino a la perdición”, “Náufrago”, “La terminal”, “Apolo XIII” o “Atrápame si puedes”. Aparte de los dos protagonistas, también aparecen en pantalla caras conocidas como Rita Wilson (“Novia a la fuga”, “Autofocus (Desenfocado)”), Bill Pullman (“Malicia”, “Mientras dormías”), Rosie O´Donnell (“Los Picapiedra”, “Beautiful Girls”), Gaby Hoffmann (“Campo de sueños”), Victor Garber (“Una rubia muy legal”), Barbara Garrick (“Pollock”) y Carey Lowell (“007, licencia para matar”), así como el entonces niño Ross Malinger. La película, dirigida por Nora Ephron, que unos años después repetiría con la misma pareja en “Tienes un e-mail”, es un homenaje a “Tú y yo”, de donde toma la idea del encuentro de dos desconocidos en el mirador de la última planta del Empire State de Manhattan. Pese a esa licencia, Ephron elabora un guión original, con una estructura propia y un desarrollo y resolución distintos a aquellos.