AL FINAL DEL TÚNEL (2016)

    19
    Titulo original: Al final del túnel
    Año: 2016
    País: Argentina España
    Duración: 120 min
    Dirección: Rodrigo Grande
    Guión: Rodrigo Grande
    Música: Lucio Godoy y Federico Jusid

    Intérpretes

    Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri, Clara Lago, Daniel Morales Comini, Walter Donado, Laura Faienza, Sergio Ferreiro, Facundo Nahuel Giménez, Javier Godino, Federico Luppi, Ariel Nuñez Di Croce, Cristóbal Pinto y Uma Salduende.

    Sinopsis

    Joaquín (Leonardo Sbaraglia) es un hombre que está en silla de ruedas sin más compañía de un perro. Su casa, que conoció tiempos mejores, ahora es lúgubre y oscura. Tiene un pequeño ascensor motorizado para bajar al sótano donde trabaja con aparatos electrónicos reparando ordenadores. Berta (Clara Lago) -bailarina de striptease- y su hija Betty (Uma Salduende) llaman un día a su puerta respondiendo a un anuncio que puso Joaquín para alquilar una habitación. Su presencia alegra la casa y anima la vida de Joaquín. Una noche trabajando en su sótano, donde repara ordenadores, Joaquín escucha un ruido casi imperceptible. Acerca la oreja contra la pared y se da cuenta que un grupo de ladrones, liderado por Galereto (Pablo Echarri) está construyendo un túnel que pasa bajo su casa para robar un banco cercano. Además descubre que el jefe de policía está compinchado con los ladrones, por lo que no puede avisar a los agentes y que Berta es la novia de uno de ellos. Joaquín vigila a los ladrones, toma notas, y logra conocer al detalle el plan del robo, y es cuando comienza a ejecutar un plan contrarreloj con el fin de intentar frustrar los propósitos de Galereto y su banda.

    Comentario

    Rodrigo Grande (“Presos del olvido”, “Cuestión de principios”) escribe y dirige este apasionante thriller de suspense con una atmósfera inspirada en los relatos de Edgar Allan Poe, de casas habitadas por fantasmas del pasado y ladrones que las rodean, cuya acción no sale nunca de un enorme y oscuro caserón y del túnel construido bajo él. El túnel en el que se meten Joaquín y sus “enemigos”, y que da título a la película, funciona como pasadizo entre sus dos opciones, la vida y la muerte. La imagen enfatiza los claroscuros; la luz y la sombra que se enfrentan en la historia, potencia la opresión de la casa para aumentar la tensión y el peligro. El relato funciona perfectamente como un reloj que mide los tiempos y en que todas las piezas encajan perfectamente.