AL FINAL DEL EDÉN (1998)

    18
    Titulo original: Another day in paradise
    Año: 1998
    Fecha de estreno en España: 25-09-1999
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Larry Clark
    Guión: Christopher Landon, Stephen Chin basado en el libro de Eddie Little
    Música: Howard Para, Robin Urdang

    Intérpretes

    James Woods, Melanie Griffith, Vincent Kartheiser, Natasha Gregson Wagner, James Otis, Branden Williams, Brent Briscoe, Peter Sarsgaard, Paul Hipp, Kim Flowers

    Sinopsis

    Inspirada en una historia real y ambientada en los años setenta, «Al final del Edén» relata las peripecias de Bobbie y Rosie, una pareja adolescentes outsiders que operan fuera de la ley dando pequeños golpes que garanticen su supervivencia cotidiana. Cuando Bobbie, en una de sus fechorías, resulta malherido, decide refugiarse junto a Rosie en casa de Mel, un experimentado delincuente, quin junto a su chica les introduce en el círculo del dinero rápido.

    Comentario

    Larry Clark, en su segundo experimento cinematográfico, "Al final del Edén", divide el protagonismo entre una pareja joven, Bobby y Rosie y dos peligrosos padres putativos. Modelos familiares alternativos, la América de carretera polvorienta de los años 70, una pareja de yonquis delincuentes en fuga, unos jóvenes adoptados como improvisadas figuras filiales... Estos elementos comunes emparentar "al final del Edén" con "Drugstore Cowboy". Y es que los vínculos entre el director de la primera y Gus van Sant son muy notorios, antiguos y numerosos. "Tulsa" el libro de culto de imágenes tomadas por Clark entre 1962 y 1973, inspiró no sólo a toda una generación de fotógrafos, sino a mucho directores de cine, entre ellos Martin Scorsese y el citado Gus van Sant. De hecho este último fue el productor de "Kids" y ya en 1989 basó el argumento de "Drugstore Cowboy" en los escritos cinematográficos de un presidiario (como hace Clark en "Al final del Edén"). Toda la estética de aquel filme, por cierto, se inspiraba directamente en "Tulsa". La pareja de yonquis enamorados que cruza las polvorientas rutas americanas dando palos por el lado peligroso de la vida y adoptando improvisadamente a dos jóvenes marginales es un elemento común en ambas películas. Pero la figura paternal de Woods y Griffith es más evidente que la de Matt Dillon y Kelly Lynch, constituyeron en la legendaria historia de cowboys atracadores de farmacias. Además, el vacío generacional no resultaba entonces tan evidente. Escrita por el presidiario Eddie Little, "Al final del Edén" se abre con Bobbie, un pequeño delincuente adolescente, robando la máquina expendedora de un instituto. Deslumbrados por la verborrea y la experiencia del veterano, Bobbie y su novia, Rosie se echan a la carretera junto a Mel y Sid para buscar su parte del pastel al otro lado de la ley. La pareja adulta se convierte en mentora de la joven: Mel y Sid los llevan desde el infamando de la delincuencia de bajo perfil y ganancias hasta los negocios criminales a mayor escala.En el proceso, les abren las puertas de un paraíso (el título original de la película es "Another day in paradise") cortado a la medida de los sueños adolescentes: ropanuva y cara, noches de juerga en tugurios de lujo y afecto paternal sin las limitaciones, exigencias, prohibiciones o juicios de los padres biológicos. Como Mel, James Woods borda otra de sus habituales exhibiciones de energía, reflejo en la pantalla de un vértigo producido por la droga, pero también por la excitación del desafío a la ley y el desorden. Sin embargo, es Melanie Griffith quien lleva a cabo uno de los trabajos más sublimes de su carrera. Encarnando a Sid, completa una joya de sensibilidad, veteranía, pasión y sabiduría. El corazón y el alma de la película le pertenecen a ella por entero.