AL ENCUENTRO DE MR. BANKS (2013)

    Titulo original: Saving Mr. Banks
    Año: 2013
    País: EE.UU.
    Duración: 120 min.
    Dirección: John Lee Hancock
    Guión: Kelly Marcel y Sue Smith, inspirado en personajes reales.
    Música: Thomas Newman. Temas musicales: “Chim Chim Cher-ee (East Wind)”, interpretado por Randy Kerber and Colin Farrell; “One Mint Julep”, interpretado por Ray Charles; “Big Noise from Winnetka”, interpretado por The Swing Masters; “Lassie Main Title”; “Wonderful World of Color”, interpretado por The Wellingtons; “Heigh-Ho”, interpretado por Dave Brubeck Quartet; “Chim Chim Cher-ee (Responstible)”, interpretado por Jason Schwartzman and B.J. Novak; “This Is Not Goodbye”, interpretado por Daniel May; “Supercalifragilisticexpialidocius”, interpretado por Jason Schwartzman and B.J. Novak; “A Kiss Under the Stars”, interpretado por Daniel May; “A Spoonful of Sugar”, interpretado por Jason Schwartzman and B.J. Novak; “Feed the Birds”, interpretado por Jason Schwartzman; “A Man Has Dreams”, interpretado por Jason Schwartzman and Tom Hanks; “Fidelity Fiduciary Bank”, interpretado por Jason Schwartzman, B.J. Novak and Bradley Whitford; “Estudiantina”, interpretado por Mark Mothersbaugh; “Blaydon Races”; “Men of Harlech”; “A Dream Is a Wish Your Heart Makes”; “Zip-A-Dee-Doo-Dah”; “Let`s Go Fly a Kite”, interpretado por Jason Schwartzman, B.J. Novak, Bradley Whitford, Melanie Lawson and Emma Thompson; “Mary Poppins Medley: A Spoonful of Sugar/Jolly Holiday/Feed the Birds”, interpretado por Arthur Fiedler and The Boston Pops Orchestra; “A Spoonful Of Sugar”, interpretado por Julie Andrews; “Jolly Holiday”, interpretado por Dick Van Dyke, Julie Andrews; “Step In Time”, interpretado por Dick Van Dyke; “Let`s Go Fly a Kite”, interpretado por David Tomlinson, Dick Van Dyke, and The Londoners; y “Mary Poppins Overture”, interpretado por Orchestra.

    Intérpretes

    Emma Thompson, Tom Hanks, Colin Farrell, Paul Giamatti, Jason Schwartzman, Bradley Whitford, Annie Rose Buckley, Ruth Wilson, B.J. Novak, Rachel Griffiths, Kathy Baker, Lily Bigham, Melanie Paxson, Andy McPhee, Ronan Vibert, Jerry Hauck, Laura Waddell, Fuschia Kate Sumner, David Ross Paterson, Michelle Arthur, Michael Swinehart, Bob Rusch, Paul Tassone, Luke Baines, Demetrius Grosse, Steven Cabral, Kimberly D`Armond, Mia Serafino, Claire Bocking, Dendrie Taylor, Marc Abbink, Christine Ames, Ashlee-Rose Barnett, Jaeden Bettencourt, Melissa Bickerton, Vincent M. Biscione, Andrew Blood, Eric Corbin, Mary Czerwinski, Lynne Alana Delaney, Cheryl Dent, Seth Di Marco, Hal Dion, Lynly Ehrlich, Emilie Germain, Stephen Goodman, Alan Gray, Ariana Guido, Richard Halverson, Kevin Hawley, Tomas Johansson, Faye Kelly, Amanda Kluge, Michael Kunselman, Kristopher Kyer, John Luder, Sean McCracken, Alan Mueting, Maria Olsen, Ginger Pauley, Josh Pierce, Donald Prince, Leslie Ranne, Cal Rein, Anna Rekota, Anna Roberts, Elizabeth Russo, Frank Scozzari, Kristy Staky, Robert Stilwell, Victoria Summer, Alexandra Surer, John H. Tobin, Dwight Turner, Thomas R. Waters, January Welsh y Michelle Winters.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Música. Nominada al Globo de Oro a la Mejor Actriz Dramática (Emma Thompson).
    Nominada al Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Actriz (Emma Thompson, al Mejor Diseño de Vestuario, al Mejor Debut de Director o Productor (Kelly Marcel), al Premio Anthony Asquith a la Mejor Música y al Premio Alexander Korda a la Mejor Película Británica.

    Sinopsis

    Cuando las hijas de Walt Disney (Tom Hanks) le pidieron que hiciera una película de su libro favorito, «Mary Poppins» de P.L. Travers (Emma Thompson), Walt les hizo una promesa. No sabía entonces que iba a tardar nada menos que 20 años en cumplirla. En su empeño por obtener los derechos, Walt Disney se enfrenta a una escritora cascarrabias e inflexible que no tiene la más mínima intención de que la maquinaria de Hollywood estropee a su adorada niñera mágica. Pero los libros dejan de venderse y el dinero escasea. Así que Travers acepta de mala gana viajar a Los Ángeles y escuchar los planes de Disney para adaptar su obra. Durante esas dos semanas de 1961, Walt Disney utiliza todos los recursos a su alcance. Pertrechado con los guiones gráficos más imaginativos y las alegres canciones de los hermanos Sherman, Walt lanza un ataque total contra P.L. Travers, pero la obstinada escritora no cede ni un ápice. Walt empieza a perder la esperanza, ya que Travers se muestra cada vez más inflexible. Y los planes de adquirir los derechos empiezan a desvanecerse. Pero Walt comprende que debe indagar en su propia infancia para descubrir la verdad sobre los fantasmas que obsesionan a la escritora. Juntos consiguen liberar a Mary Poppins de sus ataduras para hacer una de las películas más entrañables de la historia del cine.

    Comentario

    Caramelo bañado en dulce con ciertos toques de ponzoña, la Disney invierte toneladas de irrealidad y muestra su registro más clásico para contarnos (o así) una fábula para adultos tan encantadora como increíble sobre los entresijos de “Mary Poppins” en su día. Y, ya puestos, hasta fantasea sobre los balsámicos efectos que un negocio puro y duro ejerce sobre una pobre alma maltratada. Vamos, que idealiza sin complejos los problemas que Disney en persona hubo de superar para convencer a Pamela Lyndon Travers, la autora de la novela, de que les cediera los derechos cinematográficos y hacerse definitivamente con la historia. En ese tira y afloja que duró una eternidad entre la implacable escritora (una “inglesa” grosera hasta la caricatura) y el magnánimo y “acogedor” estudio que intentaba a toda costa apoderarse del botín, hay, insisto, mucha fabulación, enorme autocomplacencia, bastante humor, algo de malicia y desde luego una fuerte dosis de cursilería que automáticamente convierten “Al encuentro de Mr. Banks” en una aventura fallida. Por varias causas: la primera, su falta de progresión narrativa, planteada la cuestión, el recorrido es más bien anecdótico y lineal; segunda, la “cara b” de la historia, el insufrible y cruel retrato de una niña desengañada; y tampoco es mengua menor la duración de una quimera que lleva en su inicio el germen de la inercia, de forma que media hora menos de metraje la hubiera dejado en su justa medida. Los tantos se los llevan una bonita puesta en escena y, sin ninguna duda, Emma Thomson y Tom Hanks. Sin ellos, seguiría bastante perdido ese tal Mr. Banks.