ABRIR PUERTAS Y VENTANAS (2011)

    20
    Titulo original: Abrir puertas y ventanas
    Año: 2011
    País: Argentina – Suiza – Holanda
    Duración: 99 min.
    Dirección: Milagros Mumenthaler
    Guión: Milagros Mumenthaler

    Intérpretes

    María Canale, Martina Juncadella, Ailín Salas, Julián Tello, Andrés Granier, Sofia Bertolotto, Fernando Sayago, Ana María Monti, Mariel Noguera, Julián Salas, Antonela Giménez, Ariel Giménez, Alexis Rocha, Frederico Lucini y Rubén Estévez.

    Premios

    Premio a la Mejor Película y al Mejor Director en el Festival de Cine de Mar de Plata. Leopardo de Oro a la Mejor película y Premio a la Mejor Actriz (María Canale) en el Festival Internacional de Cine de Locarno.
    Seleccionada para la Sección Horizontes Latinos del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    La historia, que transcurre en un caluroso verano, muestra a tres hermanas adolescentes, Marina (María Canale), Sofia (Martina Juncadella) y Violeta (Ailín Salas), que quedan solas en la casa familiar de Buenos Aires tras la muerte de su abuela, que las había criado. Cada una expresa su luto en forma diferente en un clima de indolencia y apatía Y cada una afronta el duelo a su manera. A Violeta, personaje enigmático, parece no importarle nada; de un día para otro decide irse con un hombre mayor que veía cuando sus hermanas no estaban en la casa. Frente a esta nueva ausencia, Marina y Sofía reaccionan de maneras muy distintas. Sofía, la rebelde respecto a la educación que tuvieron, vive la perdida como una liberación. En cambio, Marina, la más cercana a su abuela, se siente muy desequilibrada y le cuesta encontrar sus marcas de identidad frente a tantos cambios. Etapa de cuestionamientos, de afrontamientos y de búsqueda, el periodo de un duelo que les toca vivir allí a Marina y a Sofía. El tiempo pasa y las cosas, poco a poco, se van acomodando. La muerte de la abuela y la partida de Violeta van quedando atrás. Ya falta poco para que Violeta regrese.

    Comentario

    Ópera prima de Milagros Mumenthaler, que retrata la vida cotidiana de tres hermanas de Buenos Aires, que viven en casa de su abuela, la mujer que las crió, después de que ésta haya fallecido. Un filme sobre la ausencia, sobre el espacio y el silencio entre las personas, sobre los comportamientos humanos esbozados en unos pocos comentarios, apuntando a la interioridad de los personajes y apoyándose fundamentalmente en el espléndido trabajo de sus intérpretes y en la química que se establece entre ellos. La directora las muestra, como si fueran larvas que finalmente rompen su capullo para volar como mariposas adultas, el paso de las protagonistas a la edad adulta.