ABIERTO HASTA EL AMANECER 2 (1999)

    16
    Titulo original: From dusk till dawn 2: Texas blood money
    Año: 1999
    País: EE.UU.
    Duración: 89 min.
    Dirección: Scott Spiegel
    Guión: Scott Spiegel y Duane Whitaker, a partir de un argumento de Scott Spiegel y Boaz Yakin.
    Música: Joseph Stanley Williams. Temas musicales: "In-Liner (Surf Beat '97)", interpretado por Dick Dale; "Spanish Kiss", interpretado por Dick Dale; "The Wedge", interpretado por Dick Dale; y "Missing Link", interpretado por Davie Allan y The Arrows

    Intérpretes

    Robert Patrick, Bo Hopkins, Duane Whitaker, Muse Watson, Brett Harrelson, Raymond Cruz, Danny Trejo, James Parks, Stacie Bourgeois, Maria Checa, Tiffani Thiessen, Bruce Campbell, Terry Norton, Lara Bye, Joe Virzi, Kevin Smith, Scott Spiegel, Troy Niemans, Liane Coyler, Scott Rogers, James Ryan, Shaun Arnolds, Lanon Prigge, Eddie Fiola, Timothy Patrick Quill, Joel Jordan, Yoyo y Tania Kline.

    Sinopsis

    Dos abogados, Barry (Bruce Campbell) y Pam (Tiffani-Amber Thiessen) entran en un ascensor, donde inesperadamente sufren el ataque de una horda de murciélagos; serán privados de su sangre y parcialmente devorados. Luego, los quirópteros en cuestión cortarán los cables a mordiscos haciendo que los ocupantes caigan en picado a lo largo de 20 pisos, consiguiendo de este modo la licuación perfecta de sus víctimas. En otro lugar, se vuelven a reunir un grupo de ladrones que conoció a los hermanos Gecko. Richard Gecko (Quentin Tarantino) que ha muerto y Seth Gecko (George Clooney) que lo hizo poco después. Sea como sea, Buck (Robert Patrick) acaricia la idea de reunir un grupo de hombres con objeto de robar 5 millones de dólares en un banco de México cuyos planos obraban en poder de Seth. Buck está reuniendo la banda. Luther (Duane Whitaker) se escapa de la prisión donde cumple condenada para poder unirse a ellos. En el grupo también están un jinete de rodeos: CW (Muse Watson), un domador de toros: Jesus (Raymond Cruz), y un guardia de seguridad (Brett Harrelson). Todos deben encontrarse en «El Coyote Motel». Sin embargo, el Sheriff Lawson (Bo Hopkins), que se ha jurado dar caza a Luther el fugitivo, no perderá de vista a Buck dado que su intuición le dice que tiene algo que ver con aquél, y nosotros sabemos que no anda desencaminado. Conduciendo hacia México en dirección a la cita, Luther choca contra un enorme murciélago, lo que inutiliza el vehículo. Al comprobar que el animal todavía vive, lo remata a tiros. Abandonado en medio de la carretera, se ve obligado a caminar hasta hallar algún emplazamiento habitado, y ese lugar resulta ser el «Titty Twister», el antro nocturno donde se desencadenó la pesadilla de la película precedente. En ese infausto paraje, Luther se encuentra con un viejo conocido: Razor Eddie (Danny Trejo), quien se ofrece a llevarle en coche hasta su lugar de encuentro; sólo cuando ya es demasiado tarde, Luther sabrá que se trata de un vampiro. Mientras tanto, el resto del equipo está esperando en «El Coyote Hotel». Jesus mata el rato con Lupe (María Checa), quien previamente al intercambio carnal querrá darse una ducha, sólo para verse atacada por un Luther convertido vampiro. Luego, Jesus recibe un trato semejante por parte de su circunstancial amante. El resto del equipo, ignorante de la «especial» condición de Luther y Jesus, afronta confiado la jornada del atraco. Pero en el curso de éste, ya habrá ocasión para descubrir la verdad. Se desencadena una horrorosa orgía de sangre cuyas víctimas son ciudadanos inocentes. Lawson aparece en el escenario y, una vez más, tiene lugar la lucha entre el Bien y el Mal.

    Comentario

    Primera secuela de “Abierto hasta el amanecer”, historia de vampiros que cruza fantasía, acción y terror. La película, que forma parte de una trilogía, está dirigida por Scott Spiegel, guionista de películas como “Terroríficamente muertos” o “El principiante”y actor en “Posesión infernal” y “Darkman”, que debutó como director con “Intruder”, siendo este su segundo largometraje tras la cámara. Quentin Tarantino, creador de la serie y Robert Rodriguez, director de la primera entrega, ejercen aquí únicamente como productores ejecutivos.