2012 (2009)

    9
    Titulo original: 2012
    Año: 2009
    País: EE.UU.
    Duración: 158 min.
    Dirección: Roland Emmerich
    Guión: Roland Emmerich y Harald Kloser
    Música: Harald Kloser y Thomas Wander Temas musicales: "Afreen Afreen", interpretado por Nusrat Fateh Ali Khan; "Minuet", de "String Quintet In E Major, Op. 11 No. 5", de Luigi Boccherini, interpretado por Borealis String Quartet; "Will the Circle Be Unbroken", interpretado por The Nitty Gritty Dirt Band; "Can I Call You Baby", interpretado por The Pearls; "It Ain`t the End of the World", interpretado poer Harald Kloser and Thomas Wanker; "Time for Miracles", interpretado por Adam Lambert; y "Fades Like a Photograph", interpretado por Filter.

    Intérpretes

    John Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson, Morgan Lily, Tom McCarthy, Liam James, Zlatko Buric, Beatrice Rosen, Alexandre Haussmann, Philippe Haussmann, Johann Urb, John Billingsley, Chin Han, Osric Chau, Chang Tseng, Lisa Lu, Blu Mankuma, George Segal, Stephen McHattie, Patrick Bauchau, Jimi Mistry, Ryan McDonald, Merrilyn Gann, Henry O, Patrick Gilmore, Dean Marshall, Ron Selmour, Viv Leacock, Chris Boyd, Donna Yamamoto, Doron Bell Jr., David Orth, Lyndall Grant, Jason Diablo, Ty Olsson, Zinaid Memisevic, Vincent Cheng, Igor Morozov, B.J. Harrison, Dominic Zamprogna, Karin Konoval, Mary Gillis, Rick Tae, Parm Soor, Gerard Plunkett, Paul Tryl, Andrei Kovski, Val Cole, Eve Harlow, Sean Tyson, Leonard Tenisci, Michael Buffer, Daren A. Herbert, Craig Stanghetta, Mateen Devji, Qayam Devji, Jody Thompson, Tanya Champoux, Frank C. Turner, Kinua McWatt, Laara Sadiq, Gillian Barber, Candus Churchill, Beverley Elliott, Agam Darshi, Raj Lal, Pesi Daruwalla, Jacob Blair, Jay Williams, Scott E. Miller, Anna Mae Routledge, John Stewart, Ryan Cook, Brandon Haas, Eddie Hassell, Betty Phillips, Georgina Hegedos, Luis Javier, Dean Redman, Gordon Lai, Mark Docherty, Mark Oliver, Andrew Moxham, Alexandra Castillo, Farouk A. Afify, Shaun Wilson, Leo Chiang, Elizabeth Richard, Kyle Riefsnyder, John Mee, George Trochta, Geoff Gustafson, Alex Zahara, Jason Anthony Griffith, Jill Morrison, Thomas Parkinson, Leona Naidoo, Quentin Guyon, Nicole Rudell, Chad Riley, Simon Leung, Kevin Haaland, Leigh Burrows, Tj Austin, Eddie L. Fauria, Marco Khan, William Myers, Michael Karl Richards, David Richmond-Peck, Joshua Salvati, Jerome Young, Sahar Biniaz, Anthony Bonaventura, Lea Deesing, Norman Deesing, Abigail Delves, Paula Elle, Gladis Giada, Jacob Goodall, Ric Govea, Ashley Hand, Erik Kowalski, Jonathan Lane, Tom MacNeill, Robert Malina, Jessica Provencher, Larry Purtell, Charlie Robson, Richard Schimmelpfenneg, Eric Shackelford, Patricia Shih, Robyn Jean Springer, Dale Tarrant, Ian Thompson y Yuel Yawney.

    Sinopsis

    Siglos atrás, los mayas dejaron un calendario, con una fecha que predecía claramente el final y todo lo que ello conlleva. Desde entonces, los astrólogos la han descubierto, los numerólogos han encontrado las pautas que la predicen, los geólogos dicen que la tierra tiene los días contados; incluso los científicos de los gobiernos no pueden negar el cataclismo de proporciones épicas que espera a la tierra en 2012. Una profecía que comenzó con los mayas ha sido ahora contada, discutida, desglosada y examinada. En el año 2012 un estudio científico indica wque alrededor del Sol están ocurriendo fenómenos extraños. Los líderes mundiales son informados en secreto: el fin del mundo tendrá lugar precisamente en 2012. Mientras, .Jackson Curtis (John Cusack) es un escritor cuya devoción por su fracasada aunque posiblemente brillante novela terminó con su matrimonio y dejó a su familia a la deriva. Pero Jackson sigue siendo un padre leal que demostrará que es capaz de hacer lo que sea para salvar a su familia. Kate (Amanda Peet) es la ex-mujer de Jackson, y mantiene un contacto amistoso con él pero está aburrida de competir por su atención con el trabajo. Cuando las placas de la tierra comienzan a moverse destruyendo Los Ángeles en el proceso- Jackson y su familia comienzan un viaje desesperado por tierra y aire para sobrevivir y llegar a ver el nuevo mundo. Al mismo tiempo, en las más altas esferas de los gobiernos mundiales, hay un plan. No se podrá salvar a toda la raza humana, pero podrán salvar a unos pocos, y esa minoría tendrá la oportunidad de comenzar una nueva sociedad. El presidente Thomas Wilson (Danny Glover), rápidamente entiende la crisis a la que el mundo está a punto de enfrentarse, y con igual rapidez previene la histeria masiva manteniendo esta información en secreto. Adrian Helmsley (Chiwetel Ejiofor) es el asesor científico del presidente, que ha podido decodificar los mensajes de la tierra y está decidido a hacer lo que esté en su mano para ayudar a la mayor cantidad de gente posible. Carl Anheuser (Oliver Platt), el jefe de personal del presidente, puede que sea pomposo e irascible, pero está igualmente decidido a ver sobrevivir a la sociedad –al menos a aquellos que puedan permitírselo. Laura (Thandie Newton ), la hija del presidente, sufre una conmoción cuando descubre lo que el gobierno de su padre ha ocultado al mundo. De hecho, parece ser que el único hombre fuera del gobierno que tiene alguna idea de lo que está por suceder es el locutor de radio (y posiblemente profeta) Charlie Frost (Woody Harrelson), que habla abiertamente de sus predicciones, en su programa, para todos aquellos que quieran escuchar.

    Comentario

    En plena crisis global, nada como poner un cataclismo planetario en nuestras vidas para sentirnos confortados con lo que tenemos en casa.Y, ya puestos, para llevar a cabo la tarea, nada como el alemán Roland Emmerich, un realizador especializado en catástrofes y amenazas varias, “Independence Day” o “El día de mañana”. Él sí tiene la fórmula requetesabida: cataclismo, más épica, más espectacularidad igual a gran taquilla. No falla; aquí ciertamente tamapoco hay mucho más. Personajes y situaciones parten del cliché más proverbial: divorciado, padre y paria convertido en héroe familiar; lo mismo para el Presidente de la nación, que sabe en su momento dar la talla,mientras un segundón aprovecha el trance para trepar; un joven científico que resulta el colmo de la diligencia; un ricachón ruso y hortera que confirma cualquier frivolidad... y así hasta completar el retablo de nuestras supuestas conductas colectivas. Todo muy previsible por lo que respecta al guión, a la historia. Capítulo aparte merece la puesta en escena; en “2012” no queda piedra sobre piedra: Manhattan, el obelisco de Buenos Aires, el Vaticano, el Redentor de Rio de Janeiro...todo desaparece bajo la destructiva acción telúrica. Los efectos especiales entran en funcionamiento, se manejan hasta la saciedad, a veces bien pero, lo que es peor, a veces no con la pericia esperada en una superproducción como esta; y así, lo que en otro tiempo tachábamos “de cartón piedra” ahora podemos culparlo de “ordenador chapuza”. Sin embargo hay que reconocer que “2012” está entretenida, 158 minutos para una película son una barbaridad; pero las hay de apenas 90 minutos que no se acaban nunca. Cine, en fin, de palomitas, muchas palomitas, y pocas ínfulas.