120 PULSACIONES POR MINUTO (2017)

    25
    Titulo original: 120 battements par minute
    Año: 2017
    País: Francia
    Duración: 143 min.
    Dirección: Robin Campillo
    Guión: Robin Campillo y Philippe Mangeot
    Música: Arnaud Rebotini Temas musicales: “Smalltown Boy”, interpretado por Bronski Beat.

    Intérpretes

    Nahuel Pérez Biscayart, Arnaud Valois, Adèle Haenel, Antoine Reinartz, Ariel Borenstein, Félix Maritaud, Aloïse Sauvage, Simon Bourgade, Médhi Touré, Simon Guélat, Coralie Russier, Catherine Vinatier, Théophile Ray , Saadia Bentaïeb, Jean-François Auguste, Samuel Churin, Julien Herbin, Mehdi Rahim-Silvioli, Bachir Saïfi, François Rabette, Kevin Dez, Emmanuel Pierre, Cécile Dominjon, Julien Kurtz, Yves Heck, Pauline Guimard, Emmanuel Ménard, Vincent Vasseur, Iwan Lambert, Jean-Christophe Brétignière, Pascal Tantot, Mathieu Barthel, Sarah Teper, Edéa Darcque, Aurore Corominas, David Aboucaya, Jérôme Clément-Wilz, Sabrina Aliane, Naëlle Dariya, Caroline Piette, Jean-Damien Détouillon, Camille Garnier, Valentin Villatte, Anatole Jordan, Eric Paradisi, Mathieu Tune, Marco Horanieh, Jean-Noël Martin, Cédric Derlyn, Emmanuel Dehaene, Karine Dogliani, Rami Kabteni, Christophe Truchi, Simon Gourmelin, Aline Chaud, Cyril Patoux, Laurent Cotillard, Cédric Villain, Erwan Codevelle, Marc Raffray, Franck Guérin, Thibault Carchon, Lucas Caudron, Bastien Larribau y Lozach Sébastien.

    Premios

    Gran Premio del Jurado y Premio Fipresci del Festival Internacional de Cine de Cannes Premio al Mejor Montaje en los Premios del Cine Europeo. Nominada a la Mejor Película Europea del Año y al Mejor Actor (Nahuel Pérez Biscayart)
    Premio Sebastiane del Festival Internacional de Cine de San Sebastián (Sección Perlas).

    Sinopsis

    París, principios de los años 90. En las discotecas se bailaba a ritmo de Jimmy Somerville mientras François Mitterrand presidía la República. La epidemia de sida era ya una terrible realidad que asolaba no solo al colectivo gay, sino que poco a poco se iba introduciendo en todas las esferas de la sociedad. Pero el Gobierno continuaba dándole la espalda, las compañías farmacéuticas no se mostraban colaborativas ante los avances que se iban produciendo en el campo científico y todavía existían muchos prejuicios hacia los enfermos que se encontraban marcados y estigmatizados en una sociedad que necesitaba tomar urgentemente conciencia. Un grupo de jóvenes activistas intenta generar conciencia sobre el SIDA a través de la asociación Act Up Paris, nacida en 1989 para luchar contra la hostilidad e indiferencia de las instituciones y el desconocimiento de la sociedad ante el virus del VIH que lleva ya una década matando. Un nuevo miembro del grupo, Nathan (Arnaud Valois), se quedará sorprendido ante la radicalidad y energía de Sean Dalmazo (Nahuel Pérez Biscayart), que gasta su último aliento en la lucha.

    Comentario

    Tercera película como director de Robin Campillo, un drama vitalista, ajeno a cualquier victimismo y a los clichés de otras películas sobre el Sida. En el filme, el director vierte todas sus experiencias de juventud no solo para narrar desde un punto de vista pretérito lo importantes que fueron los inicios de la lucha contra el sida sino para certificar que esa batalla todavía no ha terminado y que todas las reivindicaciones de antaño, siguen siendo necesarias en el presente. Una película política que también contiene una dolorosa y delicadísima historia de amor, que se mueve en torno a esas dos esferas, entre lo público y lo privado.