12 HOMBRES SIN PIEDAD (1957)

    26
    Titulo original: 12 Angry Men
    Año: 1957
    País: EE.UU
    Duración: 96 min.
    Dirección: Sidney Lumet
    Guión: Reginald Rose, basado en su propia obra,
    Música: Reginald Rose

    Intérpretes

    Martin Balsam, John Fiedler, Lee J. Cobb, E.G. Marshall, Jack Klugman, Edward Binns, Jack Warden, Henry Fonda, Joseph Sweeney, Ed Begley, George Voskovec, Robert Webber, Rudy Bond, Tom Gorman, James Kelly, Billy Nelson, John Savoca y Walter Stocker.

    Premios

    Oso de Oro del Festival Internacional de Cine de Berlín. Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Director y al Mejor Guion Adaptado.
    Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película, al Mejor Actor Dramático (Henry Fonda), al Mejor Actor Secundario (Lee J. Cobb) y al Mejor Director.
    Premio Bafta de la Academia de Cine Británico al Mejor Actor Extranjero (Henry Fonda). Nominada al Bafta a la Mejor Película basada en otra fuente.
    Mención Especial en el Festival de Cine de Locarno

    Sinopsis

    Un jurado se reúne para debatir un juicio por homicidio que como en la mayoría de los casos penales de Estados Unidos, los doce hombres deben adoptar su decisión por unanimidad sobre un veredicto de “culpable” o “no culpable”. La persona imputada es un joven acusado de asesinar a su propio padre. Al jurado se le indica además que un veredicto de culpabilidad conllevará necesariamente una sentencia de muerte. Los doce pasan a la sala del jurado, donde empiezan a familiarizarse con sus respectivas personalidades. A lo largo de sus deliberaciones, no se llaman por su propio nombre, sino por el número adjudicado. Varios de los miembros del jurado tienen diferentes razones para mantener prejuicios en contra del imputado: su raza, su origen, y la conflictiva relación entre un miembro del jurado y su propio hijo. Cada uno de los 12 miembros del jurado posee una personalidad diferente y todos parecen dispuestos a declarar culpable al reo y acabar rápidamente con las deliberaciones. Solo el jurado número 8 (Henry Fonda) alberga una duda razonable, que poco a poco provocará la reflexión en sus compañeros de jurado.

    Comentario

    Ópera prima de Sidney Lumet, adaptación de la obra homónima para la televisión, posteriormente llevada al teatro, de Reginald Rose, un drama judicial que se apoya en unos diálogos de gran potencia y en unas prodigiosas interpretaciones. El gran protagonista es Henry Fonda, que interpreta al jurado discrepante y que también fue productor del filme, siendo quien ofreció a Sidney Lumet su debut como director de cine tras años trabajando en televisión. Narrada en tiempo real en el único escenario de una habitación (salvo las secuencias inicial y final) y sin ningún personaje femenino, Lumet colocó al principio la cámara por encima de los ojos, con un gran angular para dar sensación de profundidad. Conforme avanzaba el filme, las lentes se fueron cambiando con la idea de hacer parecer la sala más pequeña y la cámara además la coloca a la altura de los ojos. Al final, casi todos los planos están tomados desde un ángulo bajo y son mucho más cerrados, dando así la impresión de que los personajes se agigantan mientras la sala se reduce, creando una sensación de claustrofobia.