El director de «Locas de alegría» vuelve a Italia para filmar una comedia negra ambientada en el verano del mundial de 1990

Desde el pasado 18 de octubre, el italiano Paolo Virzì rueda «Noche mágica» («Notti magiche»). Después del paréntesis americano de «The Leisure Seeker», presentada en la pasada Mostra de Venecia , el aclamado director de «Locas de alegría» vuelve a Italia para contar una historia ambientada en Roma en el verano del mundial de fútbol de 1990, protagonizada por los debutantes Mauro Lamantia, Giovanni Toscano e Irene Vetere en los papeles de tres jóvenes que aspiran a ser guionistas.

«Se trata de una comedia que es también cine negro”, anticipa el director, que firma el guion junto a Francesca Archibugi y Francesco Piccolo. «Un conocido productor cinematográfico se encuentra muerto en las aguas del Tíber, y los principales sospechosos del homicidio son tres jóvenes aspirantes a guionistas. En una noche bajo la orden de los carabinieri recorren un viaje trepidante, sentimental e irónico a través del esplendor y la miseria de la última estación gloriosa del cine italiano”.

En los numerosos papeles secundarios, destacan Giancarlo Giannini, Roberto Herlitzka, Paolo Bonacelli, Ornella Muti, Marina Rocco, Andrea Roncato, Giulio Scarpati, Emanuele Salce, Giulio Berruti, Ludovica Modugno, Ferruccio Soleri, Simona Marchini y muchos otros.

Notti Magiche está producida por Marco Belardi para Lotus Production, una compañía de Leone Film Group, con Rai Cinema, y se estrenará en las salas italianas en 2018.