El director Nacho G. Velilla ha presentado en la Sección Oficial fuera de concurso del Festival de Málaga su nueva película «Menudas Piezas», que narra una historia de superación inspirada en un caso real con el ajedrez como vehículo conductor.

Velilla ha llevado a la pantalla la historia real de Enrique Sánchez, el maestro jubilado que se encargó de liderar a un grupo de alumnos de un colegio de un barrio humilde de Zaragoza para ganar el Campeonato de España de Ajedrez. En el largometraje el personaje principal de la historia es una mujer, interpretada por Alexandra Jiménez.

En rueda de prensa, Velilla ha explicado que esta historia de superación reivindica el valor de los profesores y de la educación como garantía de una sociedad igualitaria. Siempre tuvo claro que quería ser fiel a la historia real porque no querían traicionar la esencia del profesor que inspira el guion, escrito por él mismo junto a David S. Olivas y Marta Sánchez.

Dicho guion está vehiculizado por el ajedrez como pieza clave que adquiere un sentido metafórico. «Con este juego aprendes a desarrollar la empatía porque necesitas saber lo que hace el jugador contrario en todo momento. Necesitas ponerte en su mente. Y esa empatía la puedes poner en práctica en todos los ámbitos de tu vida e incluso en cualquier otra disciplina», ha argumentado.

La protagonista del filme, Alexandra Jiménez, se ha referido a su personaje –Candela- como un personaje dentro de otro personaje, es decir, una mujer que siempre ha sido una chica de barrio empeñada en convertirse en una señora de la alta sociedad. Cuando cree que lo ha conseguido, su inesperado divorcio se convierte en punto de inflexión para emprender el camino de vuelta a la vida anterior. Este retorno aporta al personaje una dualidad. Los alumnos son los encargados de que su personaje conecte con la persona que realmente es, en lugar de aparentar una imagen irreal. Tras el divorcio pierde su trabajo en un colegio de élite y tiene que volver al barrio humilde de donde procede, pedir ayuda a su padre y a su hermana y trabajar en el colegio humilde de su infancia.

Sus nuevos estudiantes tienen problemas de integración y se siente rodeada de mediocridad. Sin embargo, más adelante y gracias a ellos aprenderá que lo importante no es quién fuiste ayer, sino quién eres hoy; que un grupo de perdedores por los que nadie da un duro pueden acabar siendo campeones de España. «Tanto en el ajedrez como en la vida, no importa si eres rey o peón, porque al final de la partida, ambos acaban en la misma caja».

Le acompañan en el reparto actores con una dilatada trayectoria, entre los que destacan María Adanez, Francesc Orella, Luis Callejo, Miguel Rellán, Alain Hernández o José Manuel Poga, además de un grupo de actores noveles que debutan en el largometraje, como Rocío Velayos, Pablo Louazel, Verónica Senra, Kiko Bena y Tuoxin Qiu. El rodaje ha transcurrido en diversas localizaciones de las comunidades de Madrid y Aragón.

Orella, que encarna al padre del personaje principal ha resaltado que los chavales y el ajedrez son el motor para acabar con la relación conflictiva que mantienen y que resurja el amor entre padre e hija. Por su parte, Bena ha confesado que afrontó el rodaje con miedo por trabajar con actores que veía en la tele desde pequeño. Por este motivo afrontó este trabajo como un reto que ha asumido con mucha responsabilidad para ser fiel y leal con la historia de los personajes en la vida real.

Otro de los actores, Pablo Louazel ha revelado que ha conectado con su yo de la infancia, intentando plasmar en su personaje el miedo que experimentaba cuando era pequeño ante las personas autoritarias.

«Menudas piezas» es una producción de Telecinco Cinema, Felicitas Media, Menudas Piezas AIE y Lightbox Animation Studios y su estreno está previsto en cines de todo el país España el próximo 12 de abril.