Ha fallecido a los 102 años de edad el actor israelí-estadounidense Nehemiah Persoff, cuya carrera artística se extendió durante toda la segunda mitad del siglo XX. Con más de 200 participaciones a sus espaldas en largometrajes, series de televisión y teatro, Persoff era el último superviviente del clásico de Billy Wilder «Con faldas y a lo loco» (1959), donde interpretó al capo mafioso Little Bonaparte. Muchos la consideran la mejor comedia de la historia.

Una complicación cardíaca se ha llevado al actor, que desde su retiro en 1999 se dedicaba a la pintura de acuarelas en Cambria (California). Su esposa falleció de cáncer el año pasado, después de 70 años de matrimonio. Tuvieron cuatro hijos y cinco nietos. Persoff era de familia israelí, nacido en 1919 en Palestina durante el dominio británico en la región. A los 9 años se mudaron a los Estados Unidos. En 2020 publicó sus memorias, tituladas «The Many Faces of Nehemiah».

Los comienzos de su carrera se dieron en el victorioso Estados Unidos de posguerra, que aún encontraba en el cine negro de gángsters su mayor atractivo audiovisual, y coincidieron con los primeros pasos de la televisión. Interpretó a numerosos pandilleros y villanos: en «Falso culpable» de Alfred Hitchcock o en «Al Capone» de Rod Steiger. En 1959 interpretó al jefe criminal Pequeño Bonaparte en el éxito de Hollywood «Con faldas y a lo loco», lo que fue muy positivo a nivel profesional para su carrera.

El actor tuvo numerosos y reconocidos papeles secundarios en su trayectoria profesional, como en «Los gemelos golpean dos veces» junto a Danny DeVito y Arnold Schwarzenegger. También apareció en «La última tentación de Cristo» de Martin Scorsese, y realizó memorables interpretaciones en televisión, en series como «Ley y orden» o «En los límites de la realidad».