Ha fallecido el director y guionista Terence Davies, según ha comunicado su cuenta oficial de Instagram. El cineasta inglés, oriundo de Liverpool, habría muerto a los 78 años en su casa, tras una breve enfermedad que no ha trascendido. Un golpe inesperado para la cinefilia pues la carrera de Davies pasaba por un momento de actividad considerable, triunfando hace dos años en el circuito de festivales con la que será su última película, «Benediction».

Terence Davies nació en 1945, hijo de una familia de clase trabajadora de padres católicos. A los 16 años dejó el colegio para desempeñar un trabajo no cualificado en una oficina de transportes, hasta poder escribir hacia 1976 el guion del que sería su primer cortometraje, «Children». Se trataba de una historia autobiográfica, que una vez asistió a la Escuela Nacional de Cine pudo extender a través de dos cortos más, componiendo la «Terence Davies Trilogy». Esta contó a Terry O’Sullivan como Robert Tucker, álter ego del cineasta, y más allá de «Children» reaparecería en «Madonna and Child» y «Death and Transfiguration», hacia 1985.

A continuación Davies rodó «Voces distantes», largometraje que le consagraría internacionalmente: ganó la Espiga de Oro en la Seminci y el Leopardo de Oro del Festival de Locarno, amén de distinciones en Toronto o Cannes. «Voces distantes» asentaría su estilo: un cine mesurado, contemplativo, donde las escenas familiares y las canciones populares tenían gran presencia. De hecho «Voces distantes», como la posterior «El largo día acaba» de 1992, mantenía conexiones autobiográficas.

En la década de los 90 llevó al cine la novela de John Kennedy Toole «La biblia de neón», y en 2000 hizo lo propio con «La casa de la alegría» de Edith Wharton. En 2011 reencontró el aplauso internacional con «The Deep Blue Sea», adaptación de Terence Rattigan que protagonizaron Rachel Weisz y Tom Hiddleston. En 2015 estrenó «Sunset Song», un ambicioso melodrama, y solo un año después mantuvo el prestigio con «Historia de una pasión», donde Cynthia Nixon interpretaba a la poetisa Emily Dickinson.

Su último largometraje había sido «Benediction», biopic del escritor Siegfried Sasson que aquí encarnaba Jack Lowden, y que llegaría a darle el premio a Mejor guion en el Festival de San Sebastián. En los últimos meses se había enzarzado en el rodaje de una adaptación de «La embriaguez de la metamorfosis», la novela de Stefan Zweig.