El actor estadounidense Charles Grodin, conocido por vis cómica en títulos como «El cielo puede esperar», «La mujer de rojo», «Los pacientes de un psiquiatra en apuros» o «Huida a medianoche», ha fallecido a los 86 años este 18 de mayo en Wilton (Connecticut).

Grodin, aquejado de un cáncer de médula osea, murió en su casa en Wilton, Connecticut, al este de Estados Unidos, acompañado por su esposa Elissa y rodeado de sus seres queridos. El actor tuvo una hija, Marion, de su primer matrimonio con Julia Ferguson, de quien se divorció años más tarde. En 1985 se casó con Elissa Durwood, con quien tuvo a su hijo Nicholas, nacido en 1988.

El intérprete no solo trabajó en la gran pantalla, sino también en espectáculos de Broadway como «Same Time, Next Year», o sus recurrentes participaciones en los programas de televisión de Johnny Carson y David Letterman.

Grodin había alcanzado el reconocimiento con «El rompecorazones» en 1972, un fillme con el que fue nominado al Globo de Oro al mejor actor de comedia e interpretaba a un recién casado que se enamora durante su luna de miel de otra mujer, a la que daba vida Cybill Shepherd. Su popularidad alcanzó su punto máximo con superproducciones como «King Kong» o títulos como «El cielo puede esperar», protagonizada por Warren Beatty o «Huida a medianoche», la comedia de acción que protagonizó junto a Robert De Niro en 1988.

En los 90 fueron célebre sus interpretaciones como padre de familia en la comedia «Beethoven, uno más en la familia» y su secuela «Beethoven 2: la familia crece», junto al popular perro San Bernardo, siendo dos de las películas más taquilleras de la época, con una recaudación de 147 y 117 millones de dólares, respectivamente. Entre 1995 y 1998 era tal su popularidad que tuvo su propio programa de televisión, «The Charles Grodin». Sus últimas películas han sido «La sombra del actor», de Barry Levinson, «Mientras seamos jóvenes», de Noah Baumbach y «The private life of a modern woman», de 2017.