El veterano guionista de cine y televisión estadounidense Walter Bernstein, que fue incluido en la lista negra del senador Joseph McCarthy en la década de los cincuenta y que tiempo después convirtió esa experiencia en una de sus películas más conocidas, «La tapadera», murió este sábado 23 de enero en su casa de Manhattan a los 101 años como consecuencia de una neumonía.

Pese a su avanzada edad, Bernstein estaba en activo y tenía varios proyectos en diversas etapas de desarrollo. Había creado la miniserie de misterio de la BBC «Hidden» en 2011, y fue profesor adjunto de escritura dramática en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York hasta que se jubiló en 2017.

En la época de la Caza de Brujas impulsada por el senador Joseph McCarthy obligó a que firmara sus guiones con seudónimo cuando en los años 50 empezaba a trabajar en televisión. “No pensé que fuera a tener tantas repercusiones”, recordaría el guionista años después. Trabajó sin acreditar en el western «Más allá de Río Grande», y después se hizo cargo del borrador que daría pie a «Los siete magníficos», a partir de «Los siete samurais», de Akira Kurosawa. Su colaboración con el director Martin Ritt -también estuvo en la lista negra- desembocaría en films como «Un día volveré» (1961), «Odio en las entrañas» (1970) o «La tapadera» (1976) por cuyo guion fue nominado al Oscar. La película, protagonizada por Woody Allen, evidenciaba la persecución que sufrieron muchos intelectuales de izquierda norteamericanos por McCarthy y seguía las aventuras de Alfred Miller, un guionista de televisión condenado al ostracismo por sus ideas de izquierdas.

Se trata de la primera película de una de las grandes productoras clásicas, la Columbia Pictures, que denunció seriamente este asunto. «Fue una experiencia muy satisfactoria”, aseguró Bernstein, que un año se prestó para hacer un cameo para Allen en la mítica «Annie Hall».

Su único trabajo como director de largometrajes fue en la comedia «El truhán y su prenda» (1980), con Julie Andrews, Walter Matthau y Tony Curtis en el reparto. En 1996 escribió su autobiografía, titulada «Inside Out».