Reformular una creación artística para modificar su «esencia» no suele ser confesión habitual entre quienes realizan un «remake». Sin embargo, el reconocido actor argentino Miguel Angel Solá, quien el pasado agosto dio mucho que hablar con una carta abierta en la que se quejaba de la falta de trabajo para los actores, ha decidido reestrenar en España «Testosterona», la obra teatral de la mexicana Sabina Berman que protagonizó años atrás primero en Madrid y luego en Buenos Aires, ahora con el título de «Doble o nada».

La historia, que fue llevada también al cine con el título de «Crónica de una tormenta» y se presentó el año pasado en el Festival de Málaga, sigue al director de un importante medio de comunicación debe dejar su puesto en manos de uno de sus dos subdirectores. Uno es una mujer joven, su exalumna y el otro un más veterano colaborador, varón. ¿Qué influirá en esa decisión?: ¿la capacidad?, ¿el sexo?, ¿la experiencia?, ¿la audacia?, ¿el engaño?, ¿la trampa?

«Doble o nada» se representa desde el pasado fin de semana en los Teatros Luchana, sábados y domingos, hasta el 28 de marzo. Solá, quien estrenó el año pasado en Netflix la película la película de Sebastián Schindel «Crímenes de familia», donde trabajó con Cecilia Roth, protagoniza la obra al lado de Paula Cancio, su pareja en la vida real, y que le ha acompañado en las previas adaptaciones.

La pareja de intérpretes ha explicado que «Doble o nada» no es un «mero cambio de título», sino que se trata de un cambio de «esencia».

«Partiendo del mismo hilo conductor de «Testosterona», los personajes han variado tanto como lo ha ido haciendo la sociedad. Los movimientos Me too, Ni una menos y Violencia cero, por ejemplo, no habían hecho su colosal explosión cuando «Testosterona», salió del corazón de Sabina Berman», señalaban para detallar los cambios.