Michael Nesmith, quien alcanzó el estrellato en la televisión y el pop como miembro de The Monkees, grupo creado en estudio pero que saltó a la fama por su serie de televisión, y que posteriormente se convirtió en una figura profética en la escena del country-rock de Los Ángeles y en un empresario multimedia, murió el viernes 10 de diciembre por causas naturales. Tenía 78 años.

The Monkees, un grupo clásico de pop rock de cuatro integrantes, fue concebido inicialmente en 1965 para un programa de televisión que ganó dos premios Emmy, y en 1967 superó en ventas a los Beatles y a los Rolling Stones.

Canciones como ‘»Daydream Believer», «I’m a Believer» y «Last Train to Clarksville» encabezaron las listas de popularidad, aunque los cuatro músicos recibieron algunas críticas por considerar que eran una imitación de los Beatles, quienes unos años antes habían irrumpido en la cultura pop estadounidense.

Entre 1966 y 1970, la banda publicó nueve álbumes y después de eso se disolvió, pero volvió a juntarse en varias combinaciones a través de los años. Sin embargo fue la serie de televisión, titulada precisamente «The Monkees» la que les dio una popularidad mundial. En ella cada miembro de la banda estaba caracterizado con una personalidad. Nesmith era considerado el Monkee introspectivo.

El último espectáculo de Nesmith fue hace menos de un mes, cuando él y quien ahora es el único miembro superviviente de los Monkees, Micky Dolenz, coronaron una gira de despedida en el Teatro Griego de Los Ángeles el 14 de noviembre. El dúo estaba contratado para un crucero a principios de 2022, donde iba a haber tenido lugar un concierto de despedida.

Dolenz ha dicho en un comunicado: “Estoy desconsolado. Perdí a un querido amigo y socio. Estoy muy agradecido de haber podido pasar los últimos meses juntos haciendo lo que más nos gustaba: cantar, reír y hacer cosas. Lo echaré mucho de menos».