Como tierra de western Almería no debe dejar pasar la oportunidad del renacer del género

Poe Lucía Carrión Mercader

Las desérticas tierras almerienses han participado con gran protagonismo en múltiples rodajes cinematográficos a lo largo de la historia. Unas buenas condiciones meteorológicas, una producción económica y la diversidad paisajística con la que contamos en un escaso kilometraje, fueron las claves por las que Almería llegó a tener antaño más de diez estudios de cine, al estilo del todavía presente Mini Hollywood.

A día de hoy toda persona nacida aquí debe conocer los clásicos del oeste dirigidos por Sergio Leone, como también, obras maestras de la talla de «Cleopatra» o «Lawrence de Arabia», todas rodadas en el levante almeriense. Pero desconocemos cual será el futuro cinematográfico de la provincia, ¿conseguiremos en algún momento redireccionar y reponer la fama cinematográfica que la provincia obtuvo durante los 60 y los 70?
Aún nos preguntamos cual fue la razón por la que no hemos conseguido levantar cabeza cinematográficamente hablando. Quizás fue la ambición del momento, o la fama que el cine del oeste nos brindó, encasillándonos en tierra de un único género. De todos modos, sería interesante la promoción de unos estudios de cine como Dios manda. Lo extraordinario es que Alicante nos adelantara, demostrando que las ideas si no se llevan a cabo no sirven para nada. Cuando llegue el momento, si es que llega, quizás lleguemos tarde, o tal vez sepamos promoverlo, pero debemos aprender a destacar por lo que hagamos en el futuro y no por lo que hicimos en el pasado. Ya que, aún existe producción audiovisual en la provincia, múltiples rodajes publicitarios y cinematográficos en formato corto, que nos permiten no quedar anclados en el pasado.

Después de unos años de escasez del género, los espectadores volvemos a apreciar el pausado e introspectivo western, renovado en temática y realización. Es fácil apreciar como el género favorito de los directores de cine renace en diferentes direcciones y se instaura cada vez con más fuerza en nuestras pantallas. Como tierra de western no debemos dejar pasar esa oportunidad, aunque no debemos obcecarnos solo en ello.

El desierto de Tabernas ha acogido, en el mes de Septiembre, la primera edición del festival AlmeríaWesternFilmFestival, una propuesta interesante que puede ayudar a redirigir la mirada de los localizadores y productores hacia nuestra tierra. Aunque se deberían promover aún más ideas que hagan resaltar a la provincia por lo que es hoy y no por lo que fue ayer.