Se rueda un documental sobre el museo que el artista alemán Wolf Vostell ha creado en el pueblo extremeño

El artista alemán Wolf Vostell llegó con su familia al pequeño pueblo extremeño de Malpartida de Cáceres en los años setenta. Allí, en medio de ninguna parte, fundó un museo de arte contemporáneo en conexión con la naturaleza y los habitantes de la zona, convirtiendo a Malpartida en el primer pueblo Fluxus.

Escrito y dirigido por María Pérez, el filme muestra como en este loco viaje desde Berlín a Extremadura, Vostell encontró amigos y enemigos en su intento por borrar la línea que separa al arte de la vida.
«Conozco el Museo Vostell Malpartida desde que era una niña, después he viajado a muchos lugares y vivido fuera de España varios años para volver otra vez allí. Malpartida me llevó a Fluxus y de la ciudad me devolvió al pueblo. Ahora estoy aquí invocando a Vostell pegada a los suyos. Él manda y yo dirijo, no sé bien a dónde vamos pero no tengo miedo, cuento su historia y desaparezco» dice María Pérez.