La actriz presenta «Hysteria», que narra cómo, en el siglo XIX, se inventó para las mujeres, que desconocía el placer y el orgasmo, el vibrador

Es una actriz diferente, culta y procedente de una familia liberal en lo político y artístico. Su padre es el director Stephen Gyllenhaal, de orígen sueco, y su madre, Nami Foner, escritora de cine ganadora de un Globo de Oro y de orígen judío. Su hermano, claro, el estupendo Jake Gyllenhaal y su marido, el mejor amigo de Jake, Peter Saarsgard. Son padre de la pequeña Ramona, de casi 5 años, con la que viven en Brooklyn.

Destaca por sus enormes ojos verdes y un gusto «diferente» por la moda, que ella crea para sí misma. Pese a su rostro inocente, a estado en películas tremebundas como «Secretary» y ahora, «Hysteria», que ayer presentó en la VI edición del Festival Internacional de Roma, en la que es la avanzada Charlotte Darlymple, junto a Rupert Everett, coprotagonista, y Saarsgard. A los 33 años, casi levitó por la alfombra hacia el Parco della Musica romano, con esa percha y clase que tiene.

De nuevo como en «Secretary», «Hysteria» comprende una historia caliente. Narra cómo, en el siglo XIX, se inventó para las mujeres, que desconocía el placer y el orgasmo, el vibrador. Promocionó gentilmente el film en la capital italiana. Lució etérea e inocente, pese a la trama del film. Su marido, como siempre, lucía como una cama deshecha, y Everett, muy delgado y envejecido. La trama se desarrolla en la época victoriana y el título se refiere al diagóstico médico que aludía a la histeria de las dama y que ahora se denomina orgasmo.

En el reparto también, Felicity Jones, Hugh Dancy, Everett y el veterano y siempre perfecto Jonathan Pryce. Durante las entrevistas, ha hablado libremente del artefacto vibrador y ha reconocido que le han regalado tantos (hasta 15) desde tiendas especialicadas (tan numerosas en Londres), que los presta a sus amigas durante seis meses y que ella usa uno. «Acepté el proyecto porque siempre me ha interesado investigar la sexualidad femenina, aunque en la película se presenta más bien desde un ángulo científico. No entiendo a aquellas personas que no les interesa el tema». Esta película me hizo sentir libre en el rodaje, y éso es lo que siempre busco».

Maggie Gyllenhaal nació el 16 de noviembre de 1977 en Nueva York, pero se crió en Los Angeles. Está graduada por la Universidad de Colmbia y estudió en Londres en la Academia de Arte Dramático. Con su hermano, ha estado en una de culto, «Donnie Dark» y bajo la dirección de su padre, ha estado en tres películas, «Una mujer peligrosa» (1993) «Homeground» y «The Patron Saint of Liars». Con su entonces novio, en «Shattered Minds». El pasado año, era la mujer joven que recuperaba al cantante borracho de «Crazy Heart» -que le valió el Oscar al maduro actor- y con el fallecido Heath Ledger (también ganador del eunuco de oro a título póstumo), en «Dark Kight».