SUITE FRANCESA

    74
    Autor: IRÈNE NÉMIROVSKI
    Editorial: SALAMADRA
    Páginas: 480
    Precio: 22€

    Sinopsis

    Irène Némirovski fue una escritora colosal con una existencia marcada por la huida. En su obra hay una contradicción: Escribió novelas sublimes pero su vida superó a la ficción. Irène Némirovski pasó su adolescencia en los lujosos salones de la Rusia de los zares con música de violín como fondo, pero al llegar la revolución bolchevique tuvo que huir con su familia a París. Allí escribió alguno de sus libros durante la ocupación nazi y solicitó la nacionalidad francesa, que le denegaron. Era judía, la detuvieron, y murió asesinada en Auschwitz a los 39 años. Quedó en el olvido. Pero una de sus hijas halló en 2004 casualmente dentro de una maleta los manuscritos de las novelas de Irène Némirovski. Entre ellas «Suite Francesa», obra cumbre de esta autora, cuya versión cinematográfica se estrenó recientemente. Es la historia del amor imposible, desgarrado, y de una musicalidad sucia entre un oficial nazi y una joven francesa en un pueblo ocupado por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

    «El ser humano saca fuerzas de la desgracia, y cuanto mayor es ésta, mayores son sus fuerzas”, afirma uno de los personajes de Irène Némirovsky en la novela «Los bienes de este mundo», obra que publicó en 30 entregas -y ahora ha reeditado Salamandra-, una por semana durante el año 1941, bajo pseudónimo, en el semanario «Gringoire». El libro se editó por primera vez como novela en 1947, cinco años después de la muerte de su autora.

    Irène Némirovsky tiene un estilo sencillo pero brillante, un estilo invisible pero que acaricia, puesto exclusivamente al servicio de lo que se narra, de lo que cuenta, pero que el lector percibe como una melodía. A la autora le preocupa el fondo, pero no puede eludir la forma. En Irène Némirovsky destaca la capacidad de narrar, es una narradora en estado puro: la vida pasa arrolladora por las páginas de sus libros, que el lector sigue con adicción.

    Y el drama de la vida late en «Suite Francesa». Lo afirma uno de los personajes: «Mi padre siempre lo decía: Si quieres conocer a las personas, haz una guerra”.