LOS CINES DE PAMPLONA 1940 – 1980

    702
    Autor: Alberto Cañada Zarranz
    Editorial: Gobierno de Navarra
    Estilo: Color
    Páginas: 606
    Precio: 20 €

    Sinopsis

    Un pomenorizado análisis a la historia y evolución de los cines de Pamplona, entre 1940 y 1980 a cargo Alberto Cañada Zarranz, ilustrada con numerosas fotografías de cines, carteles de ciclos y filmes, entradas, programas de mano, tipos de proyectores empleados, así como imágenes de proyeccionistas y personas relacionadas con las salas. «Los Cines De Pamplona 1940-1980» está editado por Univ Públic Navarra/Nafarroako Unib Publik.

    El acto de presentación de la obra ha tenido lugar este lunes en el Archivo Real y General de Navarra. En él han participado María Camino Barcenilla, jefa de la Sección de Recursos y Desarrollo Estratégico, y el autor de la obra, el periodista y director de la Filmoteca de Navarra, Alberto Cañada.

    El salón de cine es el protagonista que inunda las páginas de este libro. Comienza y termina con dos hitos destacados en la historia de la cinematografía de Navarra: en 1940 se inauguró el cine Príncipe de Viana, considerado por Alberto Cañada como «el cinematógrafo más elegante de la capital navarra»; en 1980, el final de esta investigación, «tuvo lugar la inauguración de las primeras multisalas de Navarra, los multicines Olite» ha indicado, lo que generó «un cambio sustancial en el negocio de la exhibición cinematográfica». Se aborda el periodo en que las películas se contemplaban principalmente en lienzos, que acogían las proyecciones en máquinas cinematográficas

    La exposición de acontecimientos va del plano general al primer plano: Una primera panorámica recuerda someramente la vida en la Pamplona y en la España de aquella época, y luego se aproxima al ámbito cinematográfico; a continuación el relato de cada local. De cada uno de ellos se han rescatado algunos títulos de las películas proyectadas con su fecha de exhibición. El cine público, el Cinerama y los cineclubs completan el retrato de aquellas inolvidables sesiones. El autor dedica un extenso capítulo al cine en 16 mm. y a la Agrupación Diocesana de Cines Parroquiales, que nació en los años 50 promovida por la Diócesis de Pamplona y que creó una red de programación para unos 90 locales no comerciales ubicados en colegios, parroquias y otros centros.

    El libro aúna una profunda investigación documental con la memoria personal del autor y los recuerdos de las personas entrevistadas. Para ello se ha indagado en diversos archivos de Navarra y locales o espacios donde se localizaban los cines.

    Además, se ha echado mano de la aportación documental de instituciones y profesionales ligados al ámbito cinematográfico, siendo los testimonios personales un pilar importante para dejar constancia de las experiencias vitales adquiridas en las salas de cine.