LA CENSURA CINEMATOGRÁFICA EN ESPAÑA

    52
    Autor: ALBERTO GIL
    Editorial: EDICIONES B. 424 PAGS.
    Estilo: Blanco y negro
    Páginas: 424
    Precio: 19€

    Sinopsis

    Tarzán fomentaba la homosexualidad, «Desayuno con diamantes» rozaba la pornografía, las películas de Elvis Presley erán satánicas y «Vértigo» trataba sobre la reencarnación de las almas. Estos fueron algunos de los testimonios que los censores escribieron de su puño y letra durante el franquismo. Unos censores que a lo largo de cuatro décadas vetaron muchas obras maestras del cine, y cuyos informes, puestos al descubierto en este libro, muestran las facetas, a menudo hilarantes, otras veces sorprendentes y siempre bochornosas de una dictadura. Tras la Guerra Civil y hasta finales de los 70, la censura visionó todas las películas que aspiraban a llegar a las pantallas españolas. Una parte muy importante de ellas fueron «mutiladas» y muchas prohibidas. Se alteraron diálogos y relaciones entre personajes. Se suprimieron escenas y se cambiaron finales. Cuando consideraban que una película «no tenía solución» era prohibida con informes lapidarios. las frases, los comentarios, los juicios de valor… de los censores quedaron recogidos para siempre en sus informes. Este libro cuenta su historia.
    «La censura cinematográfica en España» es el primer libro que trata sobre cómo actuó la censura, quienes fueron sus principales censores, qué les ponía más nerviosos, que opinaban sobre su tarea, el cine o el público, y cómo los productores intentaron burlar su vigilancia. Un ensayo lleno de anécdotas curiosas que aborda la censura en tres bloques temáticos: el amor y el sexo, la moral y la religión, y la política y la sociedad.
    El autor Alberto Gil es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Es autor de más de 30 libros sobre ecología, guías de viaje y una serie de rutas de cine. Es autor del guión del largometraje «Objetos que viajan», basado en un hecho real y galardonado con el Segundo Premio Pilar Miró de 2007. Desde comienzos de ese mismo año ha trabajado en una investigación sobre la censura, volcada en los expedientes que se encuentran en el Archivo General de la Administración así como en los fondos de la Filmoteca Nacional. Dicha investigación ha incluido el estudio de más de mil quinientos informes sobre otras tantas películas visionadas por la Censura entre 1939 y 1978, asi como la localización de material gráfico (fotografías, carteles, clichés…) con observaciones y correcciones de los propios censores.