JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ. EL APRENDIZ Y EL BRUJO

    35
    Autor: BEGOÑA VICARIO Y JESÚS Mª MATEOS
    Editorial: Vicepresidencia, Consejería de Cultura y Deporte y Portavocía del Gobierno de la Comunidad de Madrid. 172 PAGS.
    Estilo: Color
    Páginas: 172

    Sinopsis

    Libro editado con motivo que Animadrid, el Festival de la Imagen Animada de la Comunidad de Madrid dedicó al ilustrador, pintor, dibujante y cineasta, José Ramón Sánchez (Santander, 1936).El libro de Begoña Vicario y Jesús María Mateos se compone de una amplia entrevista y una cronología, filmografía y bibliografía de José Ramón Sánchez, completado con un índice onomástico y otro de títulos.
    José Ramón Sánchez empezó desde muy pronto a dar muestras de su inquietud y talento artístico para el dibujo, que alternó con otra afición que también se apoderó de él siendo un niño: las películas. Ambas pasiones, el dibujo y el cine, no le abandonarán nunca, y confluyeron en varias ocasiones en su obra a través de diversas exposiciones como, entre otras, La gran aventura del cine, 50 años de cine español o Mis imágenes del cine.
    Siendo niño, se quedó fascinado al descubrir las películas en color, en especial la producción de dibujos animados de Walt Disney Blancanieves y los siete enanitos; fascinación por el color y el movimiento que se afianzó más tarde al contemplar en el cine los spots animados de los Estudios Moro, hasta el punto de que José Ramón Sánchez se propuso trabajar en ellos: estuvo dos años, y allí conoció a quienes serían grandes animadores de nuestro cine: los hermanos Moro, Cruz Delgado, Pablo Núñez o Francisco Macián.
    La semilla del cine de animación dio sus frutos cuando, en 1970, José Ramón Sánchez realizó su primer corto: Cómo nace una familia. Comenzó así una filmografía que tiene por el momento su último capítulo en la obra Cantabria: la epopeya (2008), codirigido junto a su hijo mayor, Ignacio Sánchez Arévalo. Entre ambos se despliega una obra de gran originalidad, única y fascinante, formada por varios cortometrajes y dos largometrajes, uno que no se llegó a realizar, Candelita, y otro que sí, El desván de la fantasía. Precisamente éste último se pudo ver en televisión dentro de uno de los programas en los que intervino José Ramón Sánchez, Dabadabada, que, junto con el anterior Un globo, dos globos, tres globos y el posterior El kiosko, cimentaron su enorme popularidad.
    Sobre todos estos aspectos nos habla José Ramón Sánchez en la entrevista de este libro, en el que los autores, Begoña Vicario y Jesús María Mateos, analizan también y sobre todo su obra cinematográfica.