HANNA-BARBERA. LA ANIMACIÓN EN SERIE

    85
    Autor: CRUZ DELGADO SÁNCHEZ Y PEDRO DELGADO CAVILLA
    Editorial: DIÁBOLO EDICIONES. 264 PAGS.
    Estilo: Color
    Páginas: 264
    Precio: 19.95€

    Sinopsis

    Yogui, Boo Boo, Tiro Loco McGraw, Los Picapiedra… Aparecieron, inicialmente, en un blanco y negro que llenó de color las vidas de millones de espectadores, quienes crecimos frente a la pequeña pantalla. Pero ellos, por el contrario, como seres mefistofélicos siguieron siendo iguales. Las mismas voces, los mismos gestos. Inmutables vieron transcurrir miles de meriendas. Entonces, en muchas casas, el cuarto de estar, a la hora de los dibujos, se hallaba en una dulce penumbra, trasunto del cine de barrio.
    Criaturas de Hanna y Barbera, cuyas vidas trascendieron las de sus creadores. Seres mágicos capaces de mostrarnos una maravillosa realidad. Desde las formas perfectas como Tom y Jerry hasta la aridez de lo sencillo, Jinks, Pixie, Dixie… Nos enseñaron que los seres de carne y hueso, habitantes de ese otro lado del entonces espejo catódico, podíamos participar de un lenguaje universal, el de la sonrisa y los sueños.
    El libro comienza con las biografías, primero de William «Bill» Hanna, y después de Joseph «Joe» Barbera, hijo de un barbero cuyo trabajo parecía estar escogido en consonancia con su apellido. Tras conocerse en el departamento de animación de MGM, descubrieron la complementariedad del talento de Bill para el ‘timing’ y la destreza en el dibujo de Joe. Tras crear para el estudio a los legendarios Tom y Jerry, acabaron siendo despedidos, circunstancia que aprovecharon para crear su propia compañía. Con ella revolucionaron los dibujos animados televisivos.

    Bien documentado y rico en anécdotas de enorme interés para el lector (por ejemplo, aclara que el célebre grito «Yabba Dabba Doo» lo inventó el doblador de Fred Flintston-Pedro Picapiedra), «Hanna-Barbera. La animación en serie», se lee un tirón. Destaca el pasaje dedicado a la colaboración de los artistas con Gene Kelly en «Levando anclas» y otros proyectos, y por supuesto el protagonizado por la familia prehistórica más famosa de la televisión, «Los Picapiedra», que consiguieron conectar con el público infantil y adulto.

    Acaba el trabajo con valiosos apartados sobre los colaboradores habituales de Hanna y Barbera, curiosidades relativas a sus producciones cuando se han exhibido en España y una completa filmografía.