EL MAGO DE OZ. EL LIBRO DEL 80 ANIVERSARIO

    22
    Autor: VARIOS AUTORES
    Editorial: NOTORIUS EDITORES.
    Estilo: Color
    Páginas: 208
    Precio: 29.95€

    Sinopsis

    El libro que celebra el 80 aniversario del considerado film más influyente de la Historia: «El mago de Oz». Cinco prestigiosos estudiosos cinematográficos profundizan en los diferentes aspectos del film. En este 80 aniversario del film, varios autores de prestigio analizan los diferentes aspectos de la película. El original literario, el rodaje, los personajes, la dirección artística, las canciones, el technicolor, los efectos especiales, las influencias… Todo ello acompañado por un gran despliegue gráfico con fotografías de la película. Escriben David Felipe Arranz, Guillermo Balmori, Quim Casas, Juan Manuel Corral, Espido Freire, Noemi Guillermo, Jaime Iglesias, Alejandro Melero Salvador, Diego Moldes, Miguel Moreira, Israel Paredes, Moisés Rodríguez, Enric Ros, Gerardo Sánchez, LucÍa Tello Díaz, Joaquín Vallet, Jaime Vicente Echagüe, José Ignacio Wert Moreno, Víctor Matellano e Inés de Cuenca Barella.

    «El mago de Oz» fue dirigida en 1939 por Victor Fleming, con Judy Garland como gran protagonista, junto a Judy Garland, Ray Bolger, Jack Haley, Bert Lahr, Frank Morgan, Billie Burke, Margaret Hamilton, Charley Grapewin, Clara Blandick y Pat Walshe. «El mago de Oz” fue la primera película en donde los números musicales no detenían la trama en forma de largas pausas, sino que se integraban en la misma ilustrando la narración. Rodada en un luminoso technicolor, con un prólogo y un epílogo en blanco y negro, está firmada por Victor Fleming, pero la leyenda atribuye también su autoría a otros directores como George Cukor, Richard Thorpe o King Vidor, que se asegura fue el director de la escena que ilustra la canción” Over The rainbow” («Sobre el arco iris”). Fleming por su parte alternó este rodaje con el de «Lo que el viento se llevó”. En los últimos años la película se ha convertido en el icono de una generación desencantada, que vio en ella su primer viaje al LSD y una metáfora de la conversión del sueño americano en pesadilla.

    La película cuenta como, en los años 30 del siglo XX, Dorita (Judy Garland) vive con su tío Charlie (Charley Grapewin) y su tía Em (Clara Blandick) en Kansas, una granja en el campo. Posee un perrito pequinés llamado Totó que causa bastantes disgustos a su gruñona vecina Almira Gulch (Margaret Hamilton), cuando se mete en su jardín y asusta a su gato. La señora Gulch llama al sheriff que autoriza a que se lleve el perro. Pero Totó se escapa y se reúne con Dorita y los dos huyen de la granja. En su camino se cruzan con un afable vecino, el profesor Marvel (Frank Morgan) que convence a la niña de que vuelva a su casa. Nada más regresar, un ciclón levanta la casa por los aires y por la ventana Dorita ve como la señora Gulch se convierte en una bruja que vuela montada en su escoba. Por fin la casa cae en un lugar mágico, de deslumbrantes colores, sobre la mansión de la terrible Bruja Mala del Oeste, que tiene el rostro de Almira Gulch. Dorita quiere volver a ver a su familia por lo que, acosejado por los habitantes Oz, los Munchkins, que es como denominan al lugar, por lo que deberá, aconsejada por el hada Glinda (Billy Burke), conocida como la Bruja Buena del Este, deberá, con la ayuda de unos zapatos mágicos de rubíes que le regala, seguir un camino de baldosas amarillas para buscar, en la Ciudad Esmeralda, a un mago que todo lo puede y le concederá su deseo. Además tiene a su favor que la Bruja Buena del Este que impide que las amenazas de su compañera se cumplan. Por el camino, siempre vigilada por la Bruja Mala del Oeste, Dorita se encuentra sucesivamente a un espantapájaros llamado el Hombre de Paja (Ray Bolger), que no tiene cerebro y que desea que el mago de otorgue uno, al Hombre de Hojalata (Florence Ryerson), que no tiene corazón y que quiere uno y al León Miedoso (Bert Lahr) que no tiene valor y que espera que el Mago se lo de. Después de muchas peripecias los cuatro llegan ante el Mago de Oz (Frank Morgan), pero descubren que es un farsante, no sabe como concederles sus deseos. Sólo las zapatillas mágicas permitirán a Dorita regresar a Kansas. Cuando la niña despierta en su casa, la rodean sus tíos y algunos de los personajes, ahora simples granjeros, que aparecían en su sueño.