DE LA IDEA AL FILM

    53
    Autor: JULIO DIAMANTE
    Editorial: CÁTEDRA. 320 PAGS.
    Estilo: Blanco y negro
    Páginas: 320
    Precio: 15.30€

    Sinopsis

    El director Julio Diamante («Tiempo de amor», «El arte de vivir») ha condensado años de experiencia cinematográfica en este libro en el que ofrece las claves para escribir un guión cinematográfico. El volumen, que no se limita a explicar la teoría, ejemplifica cada paso con ejemplos prácticos de la propia cinematografía de Julio Diamante, por lo que los editores de la obra la han considerado como una especie de retorno al pasado de un cineasta, como un viaje a sus motivaciones creativas mediante la exploración retrospectiva de la escritura (entendida esta noción en un sentido amplio) que forma la base de una buena parte de su cine. Y ha vuelto sobre su obra cinematográfica para hacerse algunas preguntas que tienen que ver tanto con el humus sobre el que creció su cine («la teoría”) como con las elaboraciones que pueden arrojar luz sobre el trayecto (en buena medida situado en una «caja negra” de difícil acceso) que lleva desde la «idea al film”, transitando a través de ese objeto de difícil aprehensión que es el guión cinematográfico y sus múltiples declinaciones («la práctica”). A través de los ejemplos que el volumen propone (y que permiten observar la coexistencia pacífica de guiones literarios, guiones técnicos, tratamientos y escaletas), el lector podrá hacerse cargo de la manera en que un cineasta singular manipula sus materiales creativos hasta darles una forma definitiva.
    El libro incluye además consejos de carácter humano, ya que termina recomendando al que decida firmemente ser guionista que mantenga el coraje con el optimismo de la voluntad y a pesar del pesimismo de la inteligencia. De ahí que, al reclamar sencillez y entereza para el futuro guionista, cite a Antonio Machado respecto a que la lucha podemos ganarla o no, pero lo que cuenta, sobre todo, es merecer la victoria. El también director de cine José Luis Borau, que firma uno de los prólogos (el otro corresponde a Santos Zunzunegui), que además de cumplir con lo prometido en el título de la obra, la enriquece con un inesperado tono de memorias profesionales, ya que se ofrecen datos y se cuentan incidentes del rodaje de películas como «Tiempo de amor», «El arte de vivir» y «La Carmen». Y para Santos Zunzunegui la cocina creativa del cineasta permite comprender mejor sus logros, entender las limitaciones que condicionan su trabajo y atisbar lo que en otro contexto habría podido realizarse.