El actor enamorado de una mujer de negocios de 36 años identificada como Freya St. Johnston

Hace dos años y medio y en el Mont Tremblant de Quebec, Canadá, moría de un accidente de esquí la bella y luminosa actriz Natasha Richardson, hija de Vanessa Redgrave y esposa de Liam Neeson, quien rodaba allí «Chloe». La bella rubia, de 45 años, dejaba viudo desconsolado y dos pequeños, Micheal y Daniel. Ahora parece que esta «gran hombre», literalmente, ha recuperado la pasión con una mujer de negocios de 36 años identificada como Freya St. Johnston.

Liam y Natasha solían retirarse unos días a vivir solos su inagotable pasión a St. Tropez y parece que el protagonista de «El equipo A» ha regresado a la Costa Azul con su nueva y rubia novia, con quien se ha mostrado extremadamente apasionado. En la Riviera francesa es un asiduo visitante del lujoso Club 55.

La pareja se hizo visible en septiembre del pasado año en el lujoso restaurante Nobu de Londres y según la revista The Enquirer, podrían haberse prometido en matrimonio. Neeson mantuvo una larguísima relación amorosa con dame Helen Mirren y una más breve con Julia Roberts. Ambas han ponderado siempre su poderosa dotación.
En las fotos del domingo del Daily Mail se les ve besándose apasionadamente. Se dice que se conocieron cuando fueron presentados por amigos comunes de la industria del cine. En marzo se les vió paseando por Londres, poco después del segundo aniversario de la muerte de Richardson. Pero estas fotos son la primera muestra pública de su afecto. Neeson vive en Nueva York con sus dos hijos ya adolescentes y ella, madre de otros dos, en Londres.