Los Premios Patino 2024 ha sido una fiesta mexicana, pero con un marcado acento español. La XI edición de los Premios Platino ha sucumbido a La Mesías, ha reivindicado 20.000 especies de abejas, ha sonado a Ana Mena homenajeando a Rocío Dúrcal y se ha enamorado de Robot Dreams. Y, sobre todo, se ha dejado arrastrar por la avalancha Bayona sin oponer resistencia. Ha sido la noche de «La sociedad de la nieve».

“Nos costó diez años porque nadie nos decía que una película con este presupuesto era posible en español. Hoy los actores dan giras por el mundo llenando teatros y lo reciben como estrellas de Hollywood tras haberse convertido en la película de la historia más vista en español en Netflix y la tercera más vista del año”, ha declarado emocionado Juan Antonio Bayona al recoger el galardón que reconocía a su cinta como la Mejor Película Iberoamericana de Ficción: “A veces hay que hacer las cosas de manera diferente para cambiar las reglas del juego. Tenemos todas las herramientas para cambiar las reglas del juego, al público al que seducir para que vaya a ver las películas y tenemos el talento para hacerlo”, ha asegurado a sus compañeros de profesión desde el escenario Teatro Gran Tlachco del Parque Xcaret, en Riviera Maya (México), lugar que hubo de ocupar en varias ocasiones de la noche para recoger, entre otros, su estatuilla a Mejor dirección, ocasión que aprovechó para recordar que “pocas veces un premio encaja mejor con una película, una película rodada en Argentina, España, Chile y Uruguay” y reivindicar la capacidad del cine como “herramienta de expresión generosísima, fundamental para construir la identidad de un país”.

A estos reconocimientos a la cinta de Bayona se han sumado, en categorías técnicas, los de Mejor Dirección de Montaje (Jaume Martí, Andrés Gil), Mejor Dirección de Fotografía (Pedro Luque) y Mejor Dirección de Sonido (Oriol Tarragó, Marc Orts, Jorge Adrados), además del celebrado galardón a Mejor Interpretación Masculina conseguido por Enzo Vogrincic, quien subrayó en sus agradecimientos que viene “de Uruguay, que es un país chiquito con pocas oportunidades y de un barrio que tiene a su vez menos”. “Cuando alguien te da la oportunidad de algo hace una gran diferencia”, ha proseguido para agradecer a Bayona la oportunidad que le brindó y que le ha permitido hacerse con grandes reconocimientos del mundo iberoamericano.

En las categorías actorales de largometraje, además de Vogrincic, han resultado premiados Laia Costa a Mejor Interpretación Femenina por su papel en «Un amor», José Coronado a Mejor Interpretación Masculina de Reparto por «Cerrar los Ojos» y Ane Gabarain a Mejor Interpretación Femenina de Reparto por «20.000 especies de abejas», película que ha conseguido ocupar, con cuatro galardones, el segundo lugar entre las películas más premiadas de la noche.

Al reconocimiento a Gabarain se añaden los Platino a Mejor ópera Prima de Ficción, Cine y Educación en Valores y Mejor Guion, galardón que ha sido recogido por Estibaliz Urresola con un discurso en el que ha puesto de relieve el orgullo de sentirse incluida en la gran diversidad que agrupan los países iberoamericanos y ha reivindicado los derechos de las personas trans desde la infancia.

En el terreno de la animación, «Robot Dreams» ha continuado su oleada de victorias al coronarse como Mejor Película de Animación y sumar otra estatuilla por Mejor Música Original. De la misma manera, el Platino a Mejor Película Documental ha recaído sobre la aclamada «La memoria infinita, cuya directora, Maite Alberdi ha expresado sentirse “muy acompañada y orgullosa por la representación que tuvo el cine iberoamericano este año en el mundo”. “Creo que somos una industria que recorremos camino de la mano”, ha sentenciado a la vez que ha agradecido a EGEDA la posibilidad de que documentales entren también en nuevas categorías.

Así, el plantel de ganadores en las categorías de largometraje se ha completado con el premio a Mejor Dirección de Arte a Rodrigo Bazaes por la chilena «El Conde» y a Mejor Comedia Iberoamericana de Ficción para «Bajo terapia».

En las categorías televisivas, «Barrabrava» ha obtenido el galardón a Mejor Miniserie o Teleserie Cinematográfica, mientras que el reconocimiento a Mejor Creador de serie ha recalado en manos de Daniel Burman por la segunda temporada de «Iosi, el espía arrepentido».

Los Plarino en categorías actorales de serie han recaído sobre Lola Dueñas por su interpretación en «La Mesías», quien se ha alzado con el premio a Mejor Interpretación Femenina en Miniserie o Teleserie, al igual que, en su variante masculina, lo ha hecho Alfredo Castro por «Los mil días de Allende», ficción histórica en la que encarna al mítico presidente chileno. Carmen Machi ha obtenido el premio a Mejor Interpretación Femenina de Reparto en Miniserie o Teleserie, convirtiendo a «La Mesías» en la única serie de esta edición con dos Platino, y Andy Chango ha subido a recoger su estatuilla por el papel de Charly García en «El amor después del amor», bioserie de Fito Páez en la que da vida a otro gran rockero argentino, Charly García.

Cecilia Roth, Premio Platino de Honor

Uno de los momentos más emotivos de la noche ha llegado con la concesión del Premio Platino de Honor a la actriz argentina Cecilia Roth, quien ha recibido el galardón de manos de Enrique Cerezo, presidente de Egeda, que la ha definido como “una embajadora de Argentina y de toda Iberoamérica” cuya personalidad “es arrolladora, igual que su mirada”. Al abrazar la estatuilla, Roth ha declarado emocionada que “tenemos que cuidar nuestro cine, que siempre está en peligro”, entendiendo las cinematografías de los países iberoamericanos como “un solo cine que habla en español y portugués” y en el que concibe su labor interpretativa como un juego en el que “construimos una realidad paralela y en esa realidad paralela nos instalamos y contamos un cuento”. “Estoy pidiendo que todos tengamos conciencia el lugar que tenemos en el mundo. El cine necesita escucharse, no solamente porque no siempre se escucha, sino porque puede dejar de existir. Estemos atentos, resistamos”, ha concluido.

Este reconocimiento a la intérprete por parte de toda la industria audiovisual iberoamericana pone de relieve su brillante trayectoria, bajo la que figuran títulos como «Hable con ella», «Martín (Hache)», «Un lugar en el mundo» o «Arrebato», que han constituido el patrimonio fílmico de países como Argentina, España, Chile, Uruguay, Italia o Estados Unidos de la mano de directores como Adolfo Aristarain, Iván Zulueta, Pedro Almodóvar, Natalia Meta, José Luis Garci o Daniel Burman.

La gala, conducida por las actrices Esmeralda Pimentel y Májida Issa, ha destacado por la calidad de sus actuaciones musicales, un reflejo de la diversidad del acervo musical iberoamericano iniciada por el opening musical compuesto por Lucas Vidal e interpretado por Gerónimo Rauch (Argentina) y Diana Hoyos (Colombia). A este lo han sucedido un homenaje a la añorada cantante Rocío Dúrcal, de cuyo nacimiento se cumplirían 80 años en 2024, que ha conmovido a la grada ante la voz de Ana Mena, quien ha interpretado el tema “La gata bajo la lluvia”, de la quien fuera una artista aclamada en España y México en uno de los más claros ejemplos de la unión de culturas presente en Iberoamérica. Tras ello, un medley homenaje a México ha unido las tres canciones clásicas mexicanas “La bikina”, “La llorona” y “México en la piel” en las voces de Májida Issa, Ana Guerra y Mariaca Semprún.

La aparición estelar de David Bisbal con una recopilación de sus mejores éxitos ha hecho bailar al público al ritmo de clásicos como “Ajedrez”, “Esclavo de sus besos”, “Bulería” o “Avemaría”. Además de su actuación musical, número final de la gala, se añaden las de los colombianos Monsieur Periné, cuyo reciente, quienes han interpretado el tema “Nuestra canción” y Ángela Aguilar, todo un fenómeno mexicano que brinda nueva voz a la música tradicional, versionando los boleros “Obsesión” y “Quizás, quizás, quizás”, presentes en bandas sonoras de cine iberoamericano.