La película, ambientada en un pequeño pueblo polaco, indaga en los orígenes de la violencia sexual a través de la historia de un chaval de 15 años que mantiene una relación de codependencia con su madre

El largometraje holandés «Light as Feathers», ópera prima de Rosanne Pel, ha resultado ganador del premio Luna de Valencia a la mejor película en la 34 edición del certamen español Cinema Jove, celebrado hasta este viernes en Valencia. El mismo film obtuvo además el premio al Mejor Guion firmado por la propia directora

«En mi trabajo me atraen las imperfecciones humanas y las acciones concretas e inconsistentes de las personas… Estoy interesada en el comportamiento extremo y en las acciones de las personas que son realmente dañinas. Quiero entenderlas. Quiero captar los orígenes de esas acciones en mis películas», ha dicho Rosanne Pel.

La película, ambientada en un pequeño pueblo polaco, indaga en los orígenes de la violencia sexual a través de la historia de un chaval de 15 años que mantiene una relación de codependencia con su madre, manipuladora y dominante, donde sobrevuela el complejo de Edipo. El joven traslada su confusión emocional al vínculo afectivo que mantiene con su vecina de 13 años, de la que abusa tanto física como emocionalmente.

La película de la coreana Bora Kim, «Beol-sae» se llevó cuatro premios: el premio a mejor dirección, premio del público, del Jurado Joven y el premio a la mejor música para Matija Strinsa.

La película está basada en la propia adolescencia de la directora y guionista. Su protagonista es una solitaria chica de 14 años privada de la atención de su disfuncional familia. Su debut en el largo se alzó con el premio a la mejor película en la sección Generation 14plus de la pasada Berlinale, los premios NETPAC al Mejor Filme Asiático y del Público en el último festival de Busán y a Mejor Película, Actriz y Fotografía en Tribeca.

En «Thunder Road» un agente de policía se enfrenta a una crisis personal tras un divorcio y la muerte de su madre. Su director, guionista y protagonista Jim Cummings, se lleva dos de los galardones de esta edición, el premio al mejor intérprete y a la mejor fotografía.

La película lleva por título el de una canción de Bruce Springsteen, al igual que el corto con el que ganó en Sundance en 2016 y que fue el punto de partida para su largometraje homónimo, ganador del Gran Premio del Jurado en la pasada edición del festival South by Southwest (SXSW) de Austin.

El jurado ha querido hacer una mención especial al largometraje «Los miembros de la familia», del argentino Mateo Bendesky, un retrato del duelo adolescente ante la pérdida reciente de un progenitor en la que dos hermanos tratan de cumplir los últimos deseos de su madre muerta. «Los hermanos son de las personas más cercanas que uno suele tener en la vida, y al mismo tiempo son relaciones que de alguna forma le son impuestas a uno. Esa dicotomía es algo que siempre me resultó muy intrigante y que me interesaba mucho explorar en mis films», afirma Bendesky.

En su jornada de clasura, el festival Cinema Jove, destacó a dos jóvenes talentos del cine español, los actores Nuria Herrero y Pol Monen, a los que ha reconocido su trabajo otorgándoles el Premio Un futuro de Cine. Actores como Elena Anaya, Marta Etura, Carlos Areces, Leticia Dolera y Adrián Lastra recibieron el galardón en pasadas ediciones.

El director del Cinema Jove, Carlos Madrid, se ha mostrado muy satisfecho con el contenido de esta edición: «Sé que para el jurado ha sido difícil decantarse por una u otra película, no solo por la calidad que han percibido en todas ellas, sino también por la diversidad de géneros y registros que van desde películas más intimistas al drama iniciático».