Tras su gira por España, «Fariña» ha regresado a Madrid, en este caso al Teatro Cofidis Alcázar, donde permanecerá hasta el 31 de enero. Se trata de una producción gallega escrita por Jose L. Prieto y Nacho Carretero (autor de la novela en que se basa), con dirección de Tito Asorey y con un elenco integrado por Marcos Pereiro, María Vázquez, Sergio Zearreta, Cristina Iglesias y Xosé A. Touriñán.

Desde que el periodista Nacho Carretero publicó ‘Fariña’ en el año 2015 no ha parado de cosechar éxitos con esta historia sobre el narcotráfico en las costas gallegas durante las últimas décadas del siglo XX. Arrasó con la polémica edición del libro, después llegó la aclamada serie de televisión protagonizada por el actor Javier Rey, y para culminar la novela se adaptó al teatro dónde, una vez más, consiguió conquistar a crítica y público.

Fariña no permite al espectador acomodarse en la butaca. A una imponente descarga la suceden conversaciones entre chicos y vecinos de los pueblos hablando, comprando, consumiendo y manejando con soltura el famoso Winston de batea. El fenómeno ya está en marcha.

El elenco de actores entran y salen de la escena metiéndose en la piel de decenas de personajes entre situaciones familiares: un alcalde corrupto dispuesto a financiar una verbena, los vecinos más jóvenes probando la mercancía a escondidas…

El salto al narcotráfico ocurre en el escenario con la misma soltura con la que tuvo lugar en la realidad.
De pronto, en escena, se escucha acento colombiano y marroquí. Se escuchan ritmos de percusión y canciones. Se escuchan bromas y bravuconadas. Las drogas toman el control: ostentación y subidón llenan el teatro. Y, de nuevo como sucedió en la realidad, aparece la tragedia. En forma de madres, chicos hundidos y, por fin, operaciones policiales.

Todo cabe sobre un escenario que recoge un recorrido fiel por este oscuro capítulo de la historia de Galicia desde un punto de vista único. Un viaje en el tiempo desde una óptica próxima, real y familiar, con la sensación final, y la reflexión que el espectador hace al salir del teatro, llegando a adquirir una eficacia inédita.

Sobre el escenario vemos a decenas de personajes en situaciones divertidas hasta que el narcotráfico hace acto de presencia y las drogas toman el control con acento colombiano, marroquí y también gallego. Lo siguiente que vemos es el drama de las madres, el hundimiento de muchos jóvenes y las operaciones policiales que todo el mundo conoce. Un viaje por la historia de Galicia que pone los pelos de punta al espectador por la sensación de cercanía que siempre da el teatro.

Tras 22 funciones en Naves del Español el pasado mes de octubre, el elenco formado por Xosé A. Touriñán, Marcos Pereiro, María Vázquez, Cris Iglesias, Sergio Zearreta y Víctor Dupla vuelve a las tablas, concretamente a las del Teatro Cofidis Alcázar donde volverán a contar esta historia en la que, por encima del narco, la protagonista es la sociedad gallega del momento. La propuesta teatral mantiene en tensión al espectador durante toda la función donde las drogas, el drama de las madres y el hundimiento de muchos jóvenes adictos pasan a ser el hilo central de una trama en la que el humor y la ironía estarán mucho más presentes que en la novela y la serie.